La ANSES hace uso racional y eficiente de la energía

0
553

En sus oficinas centrales y en todas sus delegaciones, el organismo implementa pautas de consumo para lograr el ahorro.

A tono con el anuncio efectuado el pasado 15 de diciembre por el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, cuando declaró la emergencia energética en el país hasta diciembre de 2017, la ANSES realiza varias acciones tendientes a hacer un uso razonable de la energía en sus oficinas.

En este contexto, su Director Ejecutivo, Emilio Basavilbaso, explicó las acciones que se están llevando adelante para contribuir al ahorro de energía: “Estamos adoptando medidas muy concretas en la ANSES para que los trabajadores del organismo contribuyamos con acciones cotidianas y podamos aportar nuestro granito de arena. El objetivo es seguir los lineamientos planteados por el Ministerio de Energía en cuanto a lograr un país que resuelva el problema  de los cortes eléctricos y se alcance un suministro y consumo adecuado”.

Durante el horario laboral, en las oficinas y puestos de trabajo que tengan luz natural se disminuye al mínimo prudencial la utilización de la iluminación eléctrica. Además, los equipos de aire acondicionado se regulan a una temperatura no menor a los 24° C, manteniendo las puertas y ventanas cerradas, para evitar pérdidas de energía por intercambio con el exterior u otras fuentes de calor. Asimismo, se limpian periódicamente los filtros y se utilizan cortinas de color claro, que no absorben la radiación solar.

Por otra parte, al finalizar las tareas diarias, cada operador desconecta el equipo informático (CPU, monitores) y electrónico (escáners, impresoras, fotocopiadoras), sin dejarlos en estado stand by.

El personal de vigilancia realiza recorridas nocturnas, apagando las luces innecesarias en determinados horarios, como así también para que los equipos de aire acondicionado no queden funcionando durante toda la noche.

En los edificios centrales en los que se realizaba el servicio de limpieza en horario nocturno, se convino con las empresas adecuarlo al horario diurno.

Los edificios con frente luminoso desconectan tanto la iluminación como la cartelería a las 0 horas. Las ventilaciones forzadas cuentan con un temporizador que les permite funcionar solo durante los horarios diurnos.

Asimismo, progresivamente, se efectuó el reemplazo de tubos fluorescentes comunes por los trifósforo Tipo T8 830/840, que consumen menos energía; y se eliminaron las lámparas incandescentes, dicroicas y halógenas por lámparas de bajo consumo.

También se comenzaron a utilizar dispositivos con tecnología LED cuya  implementación por etapas se realiza en todos los edificios de la ANSES. Además, se verifican los consumos de energía de todas las dependencias a través de equipos correctores de factor de potencia, que permiten suprimir el consumo de energía reactiva.

SIN COMENTARIOS