Consejos y recomendaciones por las altas temperaturas

0
115

A partir del alerta y su efecto en la salud emitido por el Servicio Meteorológico Nacional, Defensa Civil Tigre informa la cartera sanitaria nacional para que toda la población, y en particular los grupos más vulnerables, adopten diversos cuidados tras la ola de calor.

El estado de nivel de “alerta amarillo”, que determina que las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes y niños pequeños, personas mayores de 65 años o aquellos con enfermedades crónicas respiratorias o cardíacas -hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes-

A través del Sistema de Alertas sobre Olas de Calor y Salud implementado desde el verano pasado por el SMN, se procura anticipar a la población, con la mayor antelación posible, situaciones meteorológicas extremas y sus posibles efectos en la salud. El sistema de alertas por calor incluye los niveles verde (sin efecto sobre la salud), amarillo (leve-moderado), naranja (moderado alto) y rojo (alto-extremo).

Recomendaciones:

• Tomar mucha agua durante todo el día.

• Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras.

• Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, o muy dulces, y las infusiones calientes.

• Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros.

• No realizar ejercicio físico en ambientes calurosos. Tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre.

• Protegerse del sol poniéndose un sombrero o usando una sombrilla.

• Usar cremas de protección solar (SPF en inglés), factor 15 o más.

• Evitar actos públicos o juegos en espacios cerrados sin ventilación.

Para lactantes y niños pequeños:

• Darles el pecho a los lactantes con más frecuencia.

• Hacerlos beber agua fresca y segura.

• Trasladarlos a lugares frescos y ventilados.

• Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

En ese sentido, profesionales de la cartera sanitaria nacional recomiendan beber agua inclusive cuando no se tiene sensación de sed, dado que “en ocasiones de extremo calor, los mecanismos orgánicos que advierten de la sensación de sed no están demasiado sensibles. Esta deficiencia se presenta especialmente en personas mayores, generando que no ingieran la suficiente cantidad de líquido y se descompensen”.

Asimismo, el Ministerio de Salud recuerda que si una persona siente mareos o se desvanece, se la debe acostar en un lugar fresco, bajo techo. Se le puede ofrecer una bebida rehidratante, pero nunca infusiones calientes ni muy dulces, y se le puede colocar agua fría en las muñecas para aliviarla.

Otros síntomas de alerta son: dolor de cabeza, sensación de fatiga, sed intensa, náuseas y vómitos, calambres musculares, convulsiones, sudoración –que cesa repentinamente–, somnolencia y respiración alterada. Frente a ellos, es fundamental concurrir rápidamente a la consulta médica en el centro de salud más cercano.

Síntomas de golpe de calor:

• Temperatura corporal (en axila) de 39 ºC o superior.

• Piel seca, roja, caliente.

• Agitación.

• Dolor de cabeza.

• Vértigos, desorientación.

• Confusión mental, delirios o pérdida de conocimiento.

• Convulsiones.

SIN COMENTARIOS