En las colonias de San Isidro, los chicos también aprenden educación vial

0
121

Inspectores de la Dirección de Tránsito visitan los Campos de Deportes para enseñar sobre el comportamiento y las normas básicas en la vía pública.

En las colonias municipales de verano de San Isidro hay ruido de pelotas de vóley, chapuzón en las piletas y mucha música. Pero no todo es deporte allí. Existen otras actividades que organiza el municipio, y que tienen como objetivo que los más de 5000 chicos incorporen diversos conocimientos.

En el Campo Municipal Nº 4 de Martínez, la cancha de fútbol se convirtió en una pista, donde los inspectores de la Dirección de Tránsito dieron una clase de educación vial a niños de entre tres y cinco años, iniciativa que se realiza en todos los Campos de Deportes.

!cid_A05A4D4E15234FF88E0F1BCDFE7FD87B@dhipolito

“Siempre queremos que los chicos se diviertan y aprendan. Es muy importante la interacción entre el deporte y otras actividades, que buscan generar una mejor sociedad”, expresó la directora Nancy López, quien destacó también los encuentros de nutrición que se dan en las colonias, donde los chicos aprenden hábitos saludables.

La inspectora de Tránsito Gabriela Gonzalía explicó: “Esta es una actividad que hacemos durante el año en los jardines y escuelas del Municipio. Una jornada donde trabajamos la importancia del comportamiento y cumplimiento de las normas en la vía pública”.

Tras una pequeña charla, los chicos se subieron a sus bicicletas, triciclos y monopatines para poner en práctica lo aprendido en un circuito con semáforos y sendas peatonales. “Es importantísimos porque lo más pequeños captan las normas y las llevan a sus casas, donde corrigen a los padres”, agregó Gonzalía.

Tras dar una vuelta arriba de su bicicleta, Emanuel Rodríguez contó: “Aprendí que cuando está en rojo, los conductores tenemos que frenar”. Su amigo Matías González, de cuatro años, remarcó que siempre hay que “cederle el paso a los peatones!cid_9345037FA4564338AACB96517FF62015@dhipolito”.

Con el casco rosa bien ajustado a su cabeza, Julia Martínez concluyó: “Siempre me divierto mucho en la colonia y también aprendo. La paso muy bien”.

SIN COMENTARIOS