Un vecino de Tigre compite en el IronMan

0
134

El abogado Marcelo den Toom es uno de los tigrenses que participará de la competencia más dura del triatlón, que se desarrollará en Nordelta el próximo 6 de marzo. Se inscribió sin saber que se trataba de una de las pruebas más exigentes del mundo, sin embargo no se arrepiente y dice que desde que se anotó en la competencia le cambió la vida. También consideró que “es excelente lo que hace el Municipio en materia de deportes”.

El próximo 6 de marzo llega a Tigre una de las competencias más reconocidas a nivel mundial: IronMan 70.3. La prueba, que fue declarada de interés municipal, reúne a deportistas de elite y a fanáticos del deporte en general.

Entre estos últimos se encuentra Marcelo den Toom, un vecino de Nordelta que se anotó por curiosidad y ahora siente que el triatlón le puede cambiar la vida. “En el barrio comenzaron a circular emails contando que se venía la competencia y que era una oportunidad única. No sé, fue un ‘clic’ adentro, era un reto que quería tomar. Entonces, como me gustan las disciplinas que componen el triatlón sin pensarlo mucho me anoté”, explica este abogado de 47 años, casado y con dos hijas. Y agrega: “La prueba resalta la figura de Tigre en el mundo. Va a ser un show, un momento donde la adrenalina le va a correr a uno por la sangre”.

Sobre la decisión que había tomado y la razón que lo movilizó, él explica que siempre fue amante del deporte, pero que por cuestiones laborales estaba limitado. “Abandoné la actividad física por muchos años, no había nada que me motivara a cambiar, y hasta comencé a tener señales de sedentarismo. Y de un día para otro me enteré de que Tigre iba a ser sede de IronMan, lo que me hizo pensar que era el momento indicado para tomar un nuevo camino”, sostuvo.

Luego de inscribirse, Marcelo decidió contactarse con una escuela de triatlón para empezar a tomar rutinas de entrenamiento, primero de forma remota y más tarde con un grupo.

“Hasta ahora corrí dos triatlones a modo de prueba, en Pinamar y Chascomús. Claro que esta es mucho más exigente. En mi categoría hay unos 150 participantes, así que con terminar en la mitad estoy satisfecho. No obstante, solo tengo un objetivo, que es terminar el circuito”, afirma Marcelo y sostiene entre risas que se considera a sí mismo como un “proyecto de IronMan”.

Den Toom también tiene otro pasatiempo, la náutica: “Me encanta la vela, compito con frecuencia”. En este sentido, destaca el rol del Municipio de Tigre al momento de fortalecer el crecimiento de esta actividad: “Todo lo que se ha hecho por el remo me parece buenísimo, es excelente lo que hace el Municipio en materia de deportes. Creo que están explotando muy bien las capacidades que tiene Tigre para ofrecer”.

El abogado tigrense no admira a ningún deportista reconocido en particular y quizá eso aflora lo más humilde de su personalidad: “Me impresionan los compañeros con los que entreno, porque este es un deporte muy sacrificado y que requiere un esfuerzo mucho mayor que otras disciplinas”. Por último, deja un mensaje para todos aquellos que participarán de IronMan 70.3 el próximo 6 de marzo: “En este deporte y en todos los deportes en general, lo importante es el camino”.

SIN COMENTARIOS