Tigre continúa con la gestión asociada junto al Obispado de San Isidro

0
65

El intendente de Tigre, Dr. Julio Zamora y el Obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea, firmaron un acuerdo para continuar con el trabajo en conjunto con parroquias del distrito que realizan tareas sociales y comunitarias.

En la Parroquia Nuestra Señora de Luján se firmó por cuarta vez el convenio entre el Municipio de Tigre y el Obispado de San Isidro, en lo que significa un fuerte apoyo económico a las diversas instituciones que trabajan con los más humildes de los barrios de Tigre que año tras año aumenta significativamente su monto para que cada vez sea mas fácil sostener la importante obra que realiza el Obispado de San Isidro. El convenio lo firmaron Julio Zamora, Oscar Ojea y el vicario general, Monseñor Martín Fassi.

Al respecto, el Jefe Comunal, Julio Zamora, destacó: “Por cuarto año consecutivo estamos compartiendo con la Iglesia el objetivo común de ayudar en aquellas cuestiones que la Iglesia necesita en cada uno de los barrios de Tigre. Se realizan actividades que tienen que ver con la formación de los más chicos, ratificando lo que significa la gestión asociada, el poder trabajar con instituciones tan prestigiosas como la Iglesia y poder llegar a los sectores más humildes de nuestra comunidad.

“Continuamos con una idea y un proyecto de Sergio Massa, que desde un primer momento no dudó en sentarse en una mesa con la Iglesia y proyectar la ayuda en términos económicos y de gestión asociada. Es algo importante teniendo en cuenta el contexto económico de un año con una caída en lo que significa recaudación municipal por cuestiones vinculadas a la economía general. Lo importante es que a pesar de eso seguimos pensando que la prioridad es atender a los sectores más vulnerables”, agregó Zamora.

Las instituciones beneficiadas, promueven actividades culturales, asistenciales y de formación profesional, en beneficio de toda la comunidad. El destino del dinero es para ayudar al pago de salario y cargas sociales de los equipos multidisciplinarios que trabajan en cada institución.

El Obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea manifestó: “Hace cuatro años que el Municipio tiene este gesto con el obispado de San Isidro, obras para los que más necesitan; la educación no formal, hermanos discapacitados y todo lo que tiene que ver con el cuidado de los chicos y adolescentes. Estoy muy contento con esta colaboración continuada que viene realizando hace cuatro años el Municipio de Tigre con nuestros hermanos más necesitados”.

Según el convenio, a través de un relevamiento realizado por la secretaría de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, a través del Consejo Municipal de Política Social, se encuentran identificadas las diferentes instituciones y obras del obispado de San Isidro que desarrollan actividades en Tigre.

La Secretaria de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Malena Galmarini señaló: “Más allá del convenio o el apoyo económico me parece que lo más importante es poder trabajar en conjunto en un momento de la Provincia y del país muy complicado. Todos aquellos que trabajan en los barrios necesitan de la colaboración del Estado, y la mejor manera de gestionar es asociadamente, uniéndonos en la diversidad. Tenemos muchas problemáticas que nos duelen y es importante encontrarnos en un espacio para ayudar a los que más sufren”.

Las Parroquias beneficiadas son: Nuestra Señora de Luján y San Marcelo (ambas de DT), María de Guadalupe (Troncos), San Juan Bautista (Rojas), Santa Clara de Asís (El Talar), Nuestra Señora de Carupá y La Concepción (Tigre), El salvador del Delta (Dique) y  San Cayetano (Bancalari).

El Subsecretario de Promoción Social, Fernando Matelli, destacó: “Ratificamos el convenio con el obispado de San Isidro porque entendemos que el trabajo social que realizan las dependencias del obispado es muy importante y el Estado debe ayudar para continuar con la obras de tantos voluntarios que trabajan en merenderos, e instituciones de todo tipo. Desde el Municipio hay que trabajar día a día para fortalecer su labor”.

Entre estas actividades se brinda educación complementaria a más de 500 niños y adolescentes   de lunes a viernes de 08.00 a 17.00 hs. Además reciben el desayuno, almuerzo y la merienda, que son monitoreados por nutricionistas y que le brinda a cada uno el 75 % de sus necesidades nutricionales diarias.

Estuvieron presentes autoridades, secretarios y concejales de Tigre.

SIN COMENTARIOS