Por las cámaras de seguridad de San Isidro se resuelve un homicidio en Vicente López

0
248

Un hombre de unos 30 años apareció asesinado a puñaladas en un predio en Olivos. El seguimiento de las cámaras de seguridad permitió localizar al asesino y aportar datos a la Justicia para su detención.

El 26 de febrero pasado, el Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Olivos, Vicente López, descubrió a un hombre muerto en un complejo de canchas de paddle abandonado, ubicado en la avenida del Libertador al 3400. El cuerpo estaba cubierto con un cartel publicitario, en estado de putrefacción y con una gran cantidad de puñaladas.

En la escena del crimen se encontró una tarjeta del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE). Al hacer las primeras averiguaciones, se descubrió que no tenía titular porque no estaba registrada. Los investigadores resolvieron analizar los movimientos de la tarjeta y descubrieron que se la había utilizado, por última vez, el 14 de febrero para realizar un viaje en colectivo de la línea 168, que se iniciaba en San Isidro y finalizaba en Olivos, localidad en la que fue hallado el cadáver.

Con el dato de que esta persona había subido al colectivo unas paradas antes de la que se encuentra en Av. Del Libertador y Perú, la Fiscal a cargo de la investigación solicitó colaboración al Centro de Monitoreo de Cámaras de la Municipalidad de San Isidro para revisar las imágenes del día 10 de febrero.

Desde la oficina de Grabaciones y Análisis de Filmaciones se revisaron todas las cámaras ubicadas sobre la avenida Del Libertador, por donde transita el Colectivo 168, y se logró individualizar cuál era el interno de esa línea.

Se revisaron las cámaras de seguridad cercanas al lugar en el que están ubicadas las paradas de transporte público y se encontró que ese día dos hombres, uno de ellos de características similares al fallecido (en las imágenes, con gorra blanca), subieron a un ómnibus en la parada de Av. Centenario entre Diego Palma y Alsina.

Se realizó un seguimiento de las imágenes de estas dos personas, y se logró dar con el lugar donde vivían, que es un estacionamiento en desuso ubicado en la calle Brown entre Av. Centenario y las vías del ferrocarril Mitre.

En las imágenes se puede observar cómo estos dos sujetos salen del lugar mencionado acompañado por una tercera persona (una mujer) que luego regresa al estacionamiento.

Los dos hombres deambulan por la esquina de Centenario y Brown, luego cruzan a la parada del transporte público, donde abordan el colectivo de la línea 168 hacia Olivos.

Horas más tarde se observa con las cámaras ubicadas en Brown y las vías que sólo uno de los sujetos regresa al estacionamiento.

Con el aporte de estas filmaciones se identificó el lugar, los policías apresaron al asesino, de 36 años, de quien se supo después que era amigo del fallecido, y que manifestó que había jurado vengarse de él, porque afirmaba que había manoseado a su hija, de 14 años.

La Policía cree que el acusado logró engañar a la víctima y la trasladó hasta Olivos, donde la atacó a puñaladas. Al detenido le incautaron tres cuchillos, uno de ellos tenía manchas de sangre. Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio” la Unidad Funcional de Vicente López Este, que depende del departamento judicial de San Isidro.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.