Partidazo en Avellaneda: Racing y Tigre empataron 3 a 3

0
213

Racing (15 puntos) y Tigre (7) igualaron esta tarde 3-3 en vibrante partido jugado en Avellaneda, por la novena fecha del torneo de Primera División del fútbol argentino.

Racing (15 puntos) y Tigre (7) igualaron esta tarde 3-3 en vibrante partido jugado en Avellaneda, por la novena fecha del torneo de Primera División del fútbol argentino.

El encuentro se desarrolló en el Cilindro, donde el equipo local insinuó más de lo que finalmente concretó.

El equipo de Facundo Sava se puso en ventaja a los 15m. del primer tiempo, por mediación del paraguayo Oscar Romero, quien aprovechó un fallido cierre de Emiliano Papa.

Tigre, que contó con el debut del DT Pedro Troglio, reaccionó casi de inmediato y estableció el 2-1 provisorio, con las conquistas de Sebastián Rincón (Pt. 17m.) y Federico González (Pt. 20m.), tras aprovechar una grosera equivocación del arquero Sebastián Saja.

En la segunda parte, un remate desde larga distancia de Luciano Aued (St. 4m.) estableció la paridad parcial.

Pero el colombiano Rincón, otro de los valores superlativos de la cancha, explotó su velocidad y marcó el tercero para los visitantes (13m.).

Cuando el encuentro se extinguía y el triunfo parecía quedar en manos del visitante, el ingresado Ricardo Noir aprovechó un pase al vacío y definió ante la salida de Javier García (47m.) para edificar el empate merecido.

Por lo hecho en el aspecto ofensivo, la ‘Academia’ no mereció irse con las manos vacías. Pero esa frontalidad y esa vocación de asumir el juego casi permanentemente en campo contrario le supo jugar malas pasadas en el bloque defensivo.

Racing llegó a la apertura con una habilitación de Nicolás Sánchez, que pivoteó Lisandro López y que quedó para el rechazo de Papa. El ex Vélez se equivocó en el despeje, la pelota le quedó a Romero y el paraguayo definió.

Con confianza, el ‘Matador’ se recuperó casi de inmediato. Sobre los 17m., una habilitación de Martín Galmarini le permitió a Rincón rematar cruzado y estampar el 1-1.

Un exceso de confianza de Saja le costó muy caro a Racing. Porque Federico González le robó la pelota en una salida y se la llevó para mandar el balón a la red y modificar el marcador de un partido que mostraba un desarrollo diferente.

Porque Racing continuó, pese a la desventaja, ejerciendo un claro dominio territorial. Y justificó esa ligera superioridad, con -al menos- cuatro situaciones claras que tuvo para marcar y recomponer la igualdad.

El arquero visitante, Javier García, le sacó un disparo increíble a Romero (27m.) y otro a Marcos Acuña (31m.). Además, el santiagueño Francisco Cerro (32m.) desperdició una chance nítida, al querer definir de calidad.

Y Gustavo Bou (41m.) metió un remate en el poste izquierdo, que no pudo ser bien conectado por Romero (claramente lo más criterioso) en el rebote, privando a Racing de una igualdad que merecía.

En la segunda parte, un disparo desde fuera del área de Aued que se le coló a García junto al poste izquierdo significó el 2-2. Racing, sin tanta claridad como en los 45m. iniciales, volvía a ser protagonista.

Pero Tigre esperaba agazapado y aguardaba los desequilibrios de la defensa local para dar el zarpazo. Los dirigidos por Troglio sacaron renta del ida y vuelta del local y sobre los 13m., el colombiano Rincón impuso su velocidad para prevalecer en el mano a mano y facturar: 2-3.

La ausencia del lesionado Luciano Lollo continuó generando desacoples en una defensa que hizo mal el retroceso y que se expuso al cuarto gol del visitante en cualquier réplica.

Ya sin la precisión de la primera mitad, Racing apostó a la presión alta y buscó establecer la igualdad. Parecía que los intentos eran en vano hasta que, en tiempo de descuento, Noir le ganó la espalda al defensor que lo apareaba y concretó el empate.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.