Cresta Roja reactivó su producción y reincorporó a 1300 trabajadores

0
221

La empresa avícola retomó su producción gerenciada por un consorcio privado y reincorporó a 1.300 trabajadores, cifra que crecerá con la recuperación de mercados que garanticen la sustentabilidad.

“Estamos en un 50% porque falta mucha gente entrar todavía; estamos contentos porque se reactivó, pero vamos a estar 100% contentos cuando entre toda la gente”, señaló, en diálogo con Télam, en la planta de Esteban Echeverría, el delegado de la comisión interna Nelson Carballo que manifestó tranquilidad y expectativa en la culminación del proceso de recuperación productiva.

Para la puesta en marcha, este lunes se reincorporaron 1.300 operarios de las plantas de Ezeiza y Esteban Echeverría que se retomaron su actividad en el predio de ésta última localidad, donde la empresa cuenta con mayor capacidad logística.

Acerca de los plazos para la reincorporación de la totalidad de los trabajadores, Carballo explicó que “depende de la cantidad de faena que haya. En la medida que se incremente la producción, va a ir entrando la gente que falta. Para llegar a los 3.500, la planta tiene que faenar 360.000 pollos por día. El 23 de mayo estará faenando 180.000 por día”.

El delegado gremial Nelson Carballo coincidió con las declaraciones de Santiago Perea, representante del consorcio gerenciador, en la observación de que el proceso de recuperación productiva “es bastante más rápido a lo que se esperaba”.

“En tres meses y medio se puso en marcha una empresa que en diciembre estaba totalmente paralizada”, dijo también a Télam Ignacio Werner, asesor del Ministerio de Producción de la Nación que estuvo a cargo de la coordinación de las negociaciones entre las partes.

Cresta Roja desarrolla el ciclo completo de la producción de carnes avícolas, desde la genética hasta la cría, la faena y comercialización mayorista en el mercado interno y la exportación.

Este ciclo contempla la cría de abuelos y madres, hasta llegar al pollo parrillero, que es el que llega a faena.

Por otra parte, Carballo recordó que “nos afectó mucho que el conflicto fue en momento de cambio de gobierno”.

“El gobierno que se fue se lavaba las manos y el que se asumió le echaba la culpa al otro gobierno”, dijo Carballo, quien sin embargo destacó el aporte del Gobierno actual para la reactivación de la planta, al señalar que “nos atendieron siempre, hubo predisposición”.

Por su parte, el delegado Nicolás Sergio dijo a Télam que “el 70% de lo logrado se logró gracias a la gente que nos hizo el aguante afuera; se logró gracias a la lucha. Un 30% ayudó el gobierno”, reconoció.

“Ayudó no haber dado el brazo a torcer, seguir. Sino seguramente no se lograba tanto, hubo puertas que se fueron abriendo y no podríamos llegar hoy a decir que tenemos prácticamente la mitad de la gente adentro”, aseguró.

Sergio agregó que el objetivo ahora es “que entre, mínimamente, la totalidad de la gente que estuvo peleando afuera, ahí vamos a decir que nuestro objetivo está cumplido. Ahora lo importante es que arrancó a girar la rueda, acá el proceso es muy largo, hay que esperar el proceso del pollo”.

Por otra parte, aseguró que “se perdió mucho el mercado, pero hay mucha gente que está esperando que salga a la venta este pollo porque tiene mejor calidad”.

Ante la visita de Télam a la planta de Esteban Echeverría, los trabajadores de la empresa expresaron alegría por la recuperación de la empresa pero manifestaron la expectativa de que se recupere la totalidad de las fuentes de trabajo que existía antes de la quiebra, que ascendían a 3.500 operarios.

La empresa retomó este lunes la actividad a partir de las 05:00 de la mañana con una faena diaria de 80.000 pollos.

Por orden del Juzgado en lo Comercial a cargo de la Doctora Pérez Casado, las operaciones están transitoriamente a cargo de un consorcio integrado por las firmas Ovoprot, Lacau y Tanacorsa.

Las decisiones de Pérez Casado forman parte de las actuaciones en la quiebra decretada el 22 de diciembre del año pasado.

La quiebra concluiría cuando luego de la recuperación sustentable de las actividades productivas y comerciales, se llame a una licitación para normalizar la naturaleza social de Cresta Roja, empresa que entró en crisis a raíz de las deudas incumplidas por Venezuela, uno de los mayores destinos de las exportaciones en el período anterior.

En junio, se realizará la primera licitación para la adquisición de la fábrica, ya que la Justicia otorgó al consorcio la continuidad por 180 días, prorrogable por igual período o hasta que se subaste la empresa.

“Esto continuará así, siempre y cuando esté la totalidad de la gente adentro”, observó Carballo.

El domingo, el asesor del Ministerio de Producción de la Nación que tuvo a su cargo la coordinación entre la empresa, el juzgado, la cartera y los gremios, Ignacio Werner, aseguró a Télam que “la prioridad fue desde un principio proteger las fuentes de trabajo y restablecer la producción”.

“Lo hemos logrado con un esquema sustentable porque todas las partes pusieron buena predisposición para la recuperación gradual de la actividad productiva”, aseguró.

SIN COMENTARIOS