El Senado Nacional vuelve a sesionar pero con proyectos impulsados por la oposición

0
160

Buscará esta semana aprobar dos iniciativas presentadas por el peronismo, una es la declaración de emergencia ocupacional, y la otra es exigirle al Poder Ejecutivo que cada vez que pretenda tomar deuda deba pedir autorización al Congreso

El Senado Nacional buscará esta semana aprobar dos iniciativas presentadas por el peronismo, reiniciando las reuniones ordinarias del cuerpo legislativo tras la aprobación, a fines de marzo, de la ley de acuerdo con los fondos buitre que obtuvo una masiva aprobación de parte de todas las bancadas.

Con el impulso de la oposición, que posee quórum propio y una amplia mayoría, sobre todo gracias a los 42 integrantes del bloque del Frente para la Victoria, la Cámara alta se apresta a aprobar dos iniciativas que nacieron en el seno del peronismo.

La primera es la declaración de emergencia ocupacional que ya fue rechazada tanto por los legisladores del Interbloque Cambiemos como por los funcionarios del gobierno nacional, empezando por el presidente Mauricio Macri.

El mandatario, de hecho, reiteró en varias oportunidades que la iniciativa “va a favor de la arbitrariedad y aleja las inversiones”; mientras que desde el gobierno nacional dejaron trascender que, de ser aprobada, la norma podría ser vetada.

El proyecto fue dictaminado el pasado miércoles gracias a las firmas de todos los legisladores del peronismo, tanto kirchneristas como no kirchneristas, y quedó listo para ser debatido este miércoles.

La iniciativa pretende suspender, desde su entrada en vigencia, los despidos y las suspensiones por 180 días, tanto en el sector estatal nacional como en las empresas privadas.

Además, le ofrece al empleado la posibilidad de ser reincorporado inmediatamente o de elegir que se le pague la doble indemnización.

La suspensión de los despidos había sido pedida por las cinco centrales sindicales ante los senadores, durante una reunión que se realizó a principios de abril en el Salón Azul del Palacio Legislativo.

Pese a la reticencia del gobierno, el proyecto del Senado es menos condicionante que el que tiene dictamen en Diputados que no solo dispone la emergencia ocupacional hasta fines de 2017, sino que obliga a la reincorporación de los despedidos desde el 1 de marzo de este año.

Por otro lado, el Senado también tiene en agenda una iniciativa para exigirle al Poder Ejecutivo que cada vez que pretenda tomar deuda, tanto interna como externa, deba pedir autorización al Congreso de la Nación.

La idea había sido presentada por el peronismo antes de que se debatiera la ley de acuerdo con los holdouts pero, gracias a una negociación con el oficialismo, fue modificada para que no entorpeciera esa negociación.

De hecho, el proyecto original que habían redactado el peronista puntano, Adolfo Rodríguez Saá y el presidente de la bancada del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, era mucho más restrictivo que el que tratarán este miércoles.

La iniciativa obliga al Poder Ejecutivo a hacer aprobar por el Congreso una Ley Especial cada vez que quiera endeudarse.

Además, establece que también el Poder Legislativo debe autorizar la prórroga de jurisdicción de pago de esa deuda.

La modificación que fue fundamental para que los senadores oficialistas firmen el dictamen es la que exceptúa al Estado de pedir permiso cuando tome deuda en organismos multilaterales de crédito de los cuales es parte, como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial.

Además, se eliminó la autorización del Congreso a las empresas del Estado o con participación accionaria mayoritaria, que sólo deberán emitir un plan financiero anual.

No obstante, el Ejecutivo debe informar dónde se contrae la deuda, monto máximo de la operación, plazo de pago y destino de los fondos.

Pero, se exceptúa del permiso legislativo al endeudamiento comercial o bancario de las empresas del Estado, así como las actividades de la banca estatal.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, el kirchnerista Juan Manuel Abal Medina, confirmó en declaraciones a Télam que avanzarán con la sesión.

“La idea es que sesionemos este miércoles con ambos temas”, señaló el legislador bonaerense, quien agregó, sobre el proyecto de emergencia laboral que rechaza el gobierno, que “las familias no pueden esperar ni hacer los esfuerzos que pide el gobierno nacional”.

No obstante, aclaró que el proyecto “establece que sus disposiciones no serán aplicables a las contrataciones posteriores a su entrada en vigencia”.

Por su parte, la presidenta del bloque PRO, Laura Rodríguez Machado, puso en duda la realización de la sesión no solo porque “no está formalmente citada” sino porque “muchas organizaciones empresariales, industriales, pymes y hasta el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, se mostró en contra” de la prohibición de los despidos.

En diálogo con Télam, además, descartó la visita del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, al Senado para informar la postura del gobierno al afirmar que “ya no corresponde, sobre todo si la oposición firmó dictamen y quiere avanzar con su proyecto”.

SIN COMENTARIOS