Tratamientos estéticos de relleno: qué hacer si no sabés qué producto te inyectaron

0
199

Quienes se hayan hecho un tratamiento estético de relleno y no estén seguros de cuál es el producto que se les inyectó deben hablar con su médico para aclarar las dudas o someterse a una biopsia.

“Para saber qué es lo que un paciente tiene colocado es necesario tomar una biopsia del material y mandarla a anatomía patológica para que nos digan de qué se trata. Si la sustancia es permanente y el resultado no es el deseado, lamentablemente no hay posibilidad de cambio”, explicó  el cirujano plástico Patricio Buquet.

El dermatólogo Hugo Moreno coincidió y señaló que si el paciente no está seguro “debería en principio hablar con su médico a fin de aclarar todas las dudas”, pero que si fuera necesario “existen estudios que se pueden hacer para investigar cuál es el material que se les inyectó”.

Muchas veces los pacientes confían en los especialistas que los atienden y no consultan cuál es el producto que utilizan en los tratamientos estéticos, por lo que ambos expertos remarcaron en diálogo con Télam la importancia de preguntar siempre qué se les va a aplicar, de recurrir a marcas reconocidas internacionalmente y de desconfiar de los productos baratos.

Enfatizaron además que los productos de relleno “deben ser inyectados por profesionales expertos en las técnicas de aplicación, que también saben resolver las posibles complicaciones que puedan aparecer”.

“Hoy en día muchos médicos hacen tratamientos de estética sin estar capacitados para ello. El mejor consejo a aquellos que quieran realizarse un procedimiento de cirugía estética es que consulten a un cirujano plástico certificado”, apuntó el cirujano estético Cristian Leonhardt.

Y Moreno completó: “Los únicos que deberían aplicar sustancias de relleno cutáneos son los profesionales médicos especializados en el tema: cirujanos plásticos o dermatólogos”.

Con respecto a los resultados, los profesionales explicaron que si el producto utilizado fue ácido hialurónico y no metacrilatos o siliconas líquidas, “existe la posibilidad de hacer correcciones si el paciente no quedó conforme”.

“Si al paciente no le gustara el resultado del relleno con ácido hialurónico puede utilizarse una sustancia llamada hialuronidasa que hace que se elimine en una semana. Esa es otra de las ventajas de ese tipo de sustancias frente a los rellenos permanentes, la posibilidad de corregir y adaptar los resultados”, enfatizó Leonhardt.

Y Buquet coincidió: “Gracias a que el ácido hialurónico no es un relleno permanente, ante un resultado no deseado se sabe que desaparecerá con el tiempo o que se puede utilizar la enzima hialorunidasa para disolver el producto”.

SIN COMENTARIOS