Se inaugura la Central de Procesos con la muestra “Experiencia Dadá”

0
177

Abrió oficialmente la primera iniciativa de la flamante Central de Procesos, un espacio de exhibición, acción y educación. Se trata de Experiencia Dadá-Grupo Chasco, organizada por la subsecretaria General de Cultura de San Isidro, que invita al público no sólo a ver obra, sino también a sumarse como protagonista. Cierra el 25 de junio, en la Casa de Cultura de San Isidro. Gratis.

Ampliaciones de grabados y publicaciones de fines del siglo XIX y principios del XX que juegan entre el blanco y el negro, y cuelgan del techo del salón de exposiciones de la Casa de Cultura de San Isidro. Antes, en el hall de entrada, un plasma y un video realizado en 1918 por artistas dadaístas, sirve de introducción a Experiencia Dadá- Grupo Casco, una propuesta que llega para homenajear a este movimiento en su centenario y marca el inicio de un cambio conceptual en el formato de las muestras de la subsecretaría General de Cultura de San Isidro: la Central de Procesos.

“La Central de Procesos es una especie de laboratorio  de articulación y conversación del autor con sus audiencias para generar nuevos aprendizajes y experiencias, y en el que el visitante deja de ser un mero observador para convertirse también en creador. Un espacio que permite la interactuación entre los cuatro actores: el artista, el visitante, la obra y la comunidad en su conjunto”, explica Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria General de Cultura de la Municipalidad de San Isidro.

Experiencia Dadá- Grupo Chasco, con el apoyo de las firmas Dimagraf (papeles) y Pizzini (materiales de dibujo y librería, que acompañará todas las propuestas de la Central de Procesos), está claramente en sintonía con esta premisa y es un gran desafío para los artistas participantes, que procuran mostrar a través de una instalación sus procesos creativos. Una búsqueda que aparece simbolizada en las figuras de papel que parten desde una mesa de trabajo y danzan por el espacio hasta concluir en un collage consumado, Retrato de póstumo de un patriarca dadaístacolgado en una de las paredes.

dada2

Para el visitante, el desafío no es menor. A disposición tiene varios dispositivos para construir su poesía siguiendo la fórmula de poemas dadaístas de Tristán Tzara, uno de los fundadores del movimiento. También se puede recortar, pegar, armar un collage y sumarlo a una gran obra colectiva. Los que prefieran volver a casa con el su trabajo bajo el brazo, también podrán hacerlo. En cualquier caso, estudiantes terciarios y universitarios, por medio de pasantías, ofician de educadores para que la experiencia sea realmente enriquecedora.

“Como municipio tenemos la responsabilidad de formar nuevos públicos, una meta siempre presente en nuestras propuestas. Por eso, invitamos a las familias, los jóvenes, los que consumen arte y los que nunca ingresaron  en una sala de exposición. Que vengan a ver obra, pero también a experimentar y ser parte. También queremos recibir a muchas escuelas -dice Jaureguiberry, que tienen mucho para aportar y disfrutar en una iniciativa de estas características”.

Papeles y más papeles

Federico Hurtado, Paz Brarda y Carolina Chocron formaron Chasco-Colectivo de Collagistas en 2015, unidos por idéntica pasión por el collage, la marca registrada del Dadaísmo. “Esas ampliaciones de grabados simbolizan el encuentro de imágenes que se produce en el proceso creativo. Imágenes que a veces encastran muy bien en la mente del artista, como en un rompecabezas. Otras veces, en cambio, se van desechando y quizás nunca lleguen a formar parte de una obra”, explica Hurtado, que este año participó de una muestra colectiva por el centenario del Dadaísmo en la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos), luego de que se viralizara en Internet el mural colectivo que organizó en su taller durante la última edición de Puertas Adentro, otra de las iniciativas de la subsecretaría General de Cultura de San Isidro.

“El Dadaísmo puso énfasis en el acto creador, infundiéndole más trascendencia que al producto creado. Por eso, esta muestra, como también ocurrirá con las próximas actividades de la Central de Procesos, es un lugar de experimentación, exhibición, acción y educación que posibilita a los artistas participantes repensar su propio hacer, métodos y estrategias”, comenta May Borovinsky, directora de Artes Visuales de la subsecretaría.

Algunos libros, un proyector, un bolso y una camisa militar son algunos de los objetos que integran la muestra. El proyector, por el uso de la técnica del fotomontaje, desarrollada por los dadaístas, y lo militar, por la Primera Guerra Mundial, que obligó a muchos artistas a dejar sus países para refugiarse en Suiza. Y fue en Zürich, más precisamente en el Cabaret Voltaire, donde dieron inicio a este movimiento que propuso la ruptura de todas las convenciones establecidas en el mundo del arte. A cien años de aquel trascendental encuentro, esta invitación de San Isidro para lanzarse a participar sin otro código que no sea el de experimentar con tijeras sin punta, cortando, pegando, escribiendo, haciendo.

dada3

Sobre el Dadismo

“Sin el Dadaísmo hoy no tendríamos masch-ups -los collages musicales- ni sampleados, ni fotomontajes, ni happenings… Y ni siquiera habrían existido el surrealismo, el pop art y el pung… Sin dadá, la vida moderna tal como la conocemos tendría un rostro muy dirente; de hecho, difícilmente podría calificarse de moderna”,

Jed Rasula

Datos útiles

Experiencia Dadá

Hasta el 25 de junio.
De lunes a viernes, de 9 a 18, y sábados, 14 a 19.

Desde los seis años.

Entrada: gratuita.

En la Casa de Cultura de San Isidro – Avda. Libertador 16208, San Isidro.

Organiza: Subsecretaría General de Cultura de la Municipalidad de San Isidro.

Contacto: 4512-3203/3206

Programas especiales para escuelas, con inscripción previa.

Contacto: cultura@sanisidro.gov.ar   Teléfono: 4512-3210

 

 

 

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.