San Isidro se adhiere a la semana mundial del parto respetado

0
303

Desde el Hospital Municipal Materno Infantil concientizan sobre el derecho a un trato digno y respetuoso de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio.

En el marco de la Semana Mundial del Parto Respetado, que se celebra del 16 al 22 de mayo, desde el Hospital Municipal Materno Infantil de San Isidro ratifican la importancia de la ley 25.929 que establece el derecho a un trato digno, respetuoso y confidencial de la mujer y sus familias en el momento del embarazo, el parto y el puerperio.

El Materno Infantil tiene 2.400 nacimientos por año. Se trata del hospital de mayor complejidad médica de toda la zona norte.

“La idea es que la madre y sus familias tengan toda la información respecto de las intervenciones necesarias o complicaciones que se presentan en el embarazo y el parto. De eso se trata el parto respetado, en el que no se actúa de una manera sistemática desde lo científico, sino respetando los momentos biológicos y psicológicos de la madre”, explicó Carmen Rubio, subjefa del Servicio de Obstetricia.

parto1

Y agregó que no existe dentro del espíritu del hospital la necesidad de medicar o realizar intervenciones cuando no es necesario. El médico debe acompañar la decisión de la madre a lo largo de todo el embarazo y luego del mismo, porque el niño que ha nacido también tiene sus derechos.

Derechos

La Semana del Parto Respetado es una iniciativa que promueve los derechos establecidos en la Ley de Parto Humanizado Nº 25.929, donde –entre otros- la mujer tiene derecho:

-A ser informada sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto y participar activamente en las decisiones acerca de las alternativas distintas si es que existen.

-A un parto respetuoso de los tiempos biológico y psicológico, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados.

-A elegir quién la acompañe durante el trabajo de parto, parto/cesárea y postparto.

-A tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.

-A ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar.

Carmen Rubio

  1. 49.040
  2. 61.743

 

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.