Fontanet: “Massa fue socio de Shocklender en la estafa de sueños compartidos”.

0
267

El concejal del Frente Cambiemos San Isidro, Pablo Fontanet, se refirió a la denuncia de la Auditoría General de la Nación acerca de desvío de fondos del plan de viviendas “Sueños Compartidos” en la localidad de Tigre, cuando era intendente el hoy líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

“En el informe, se destacan las responsabilidades del Ministerio de Planificación y las de Massa, por incumplimientos de convenios, pagos irregulares y falta de control”, aseveró Fonanet.

El plan “Sueños Compartidos” fue ejecutado por Sergio Shocklender y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, de Hebe de Bonafini, y según la auditoría, se trató de “aventureros que malversaron fondos públicos y frustraron a la gente”.

De las viviendas que se construyeron en todo el país, 1129 están en la Provincia de Buenos Aires, lo que significa que fueron contratadas por municipios de esta región. Y, llamativamente, la gran mayoría se encuentra en el municipio de Tigre.

Las Madres debían construir 160 departamentos en Almirante Brown, 84 en Ezeiza y 526 en Tigre, lo que representa un 80 por ciento de las construcciones. Las viviendas, construidas en los barrios Cinacina, San Pablo y Garrote, de Tigre, superan lo contratado por las provincias de Santiago del Estero, Santa Fe, Río Negro y Misiones juntas en este ítem.

El dinero que recibió el entonces intendente, Sergio Massa, fue utilizado para contratar a la Fundación Plaza de Mayo para realizar las obras, mediante un convenio y sin licitación previa. “Esto facilitó evitar las normas nacionales y provinciales que restringen la discrecionalidad en el manejo de fondos públicos”, destacó Fontanet, en sintonía con el informe de la AGN.

En el caso de Tigre, la esposa de Massa, Malena Galmarini, como Secretaria de Acción Social, firmaba las certificaciones que permitían el pago a Schoklender, en nombre de la Fundación. En jurisdicción de Tigre, la fundación de Hebe de Bonafini habría construido unas 500 viviendas sociales pero la mayor parte de las mismas no llegaron a terminarse, no obstante lo cual fueron pagadas como concluidas.

Hace 4 años, cuando la fundación desapareció y las obras pasaron definitivamente a la órbita municipal, el plan de 526 viviendas pasó a ser de 413 –de las cuales sólo se entregaron 124–. “Sabemos de denuncias de beneficiarios de casas construidas por la Fundación, que eran controladas por el distrito, pero fueron entregadas a punteros del massismo”, afirmó el concejal.

El Municipio y la Fundación firmaron un Convenio de Rescisión de la Obra el 15/07/2011. Dicho Convenio liberó de responsabilidad a la Fundación Madres de Plaza de Mayo, al dejar sin efecto las Cláusulas del Convenio Particular, por las cuales asumía la responsabilidad de Contratista de la Obra. Esta liberación de responsabilidad que genera el Convenio de Rescisión, constituye un instrumento idóneo para excusarse la FMDPM ante reclamos por incumplimiento del Convenio de Obra, lo que podría derivar en un perjuicio para el Estado Nacional y el Municipio, sentencia el informe de la AGN.

Por las viviendas construidas en el barrio El Garrote (proyecto de 288 viviendas por un valor de $ 47.163.707,00), la AGN denunció que no fue firmado el Contrato de Obra Pública entre la Fundación Madres de Plaza de Mayo y el municipio. Sólo se firmó el Convenio Particular de Financiación, siendo éste el instrumento legal que regló la realización de la obra.

“El Municipio de Tigre presentó los estudios de prefactibilidad y factibilidad de los servicios con posterioridad a la firma del Convenio y al inicio de obra. Cabe destacar que el terreno donde se emplazó la obra del Barrio El Garrote es inundable y tuvo que ser rellenado y compactado”, afirma el informe de la Auditoría.
Estas viviendas terminadas, abunda la denuncia, no pudieron ser entregadas por la falta de infraestructura (conexión de los servicios de gas, electricidad, agua y cloaca entre las viviendas y la red troncal de los mismos). El municipio, además, no hizo ninguna rendición de cuentas dentro de los 30 días como estaba establecido.

En el caso de la obra El Garrote el Municipio de Tigre practicó la retención del Fondo de Reparo existiendo una póliza de caución por el mismo concepto. Por lo tanto, la Municipalidad no debió efectuar la retención mencionada.
“Massa debió explicar las irregularidades en el Congreso de la Nación, pero no se presentó cuando fue citado. Hasta hoy, esta denuncia no tiene respuestas por parte del entonces intendente de Tigre”, concluyó Fontanet.

SIN COMENTARIOS