Formarán reeducadores para asistir implantes cocleares

0
236

En el marco del Programa Nacional de Detección y Atención Temprana de la Hipoacusia, el Ministerio de Salud entregó las becas preparar a los especialistas a que, una vez realizado el implante coclear, puedan enseñar a los niños a adaptarse a esa tecnología y a escuchar por primera vez.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del Plan Nacional de Detección y Atención Temprana de la Hipoacusia, entregó 25 becas para el curso de formación de educadores en implante coclear. Del curso surgirán reeducadores para replicar el conocimiento a otros.

La capacitación se iniciará mañana y entrenará a fonoaudiólogos en la rehabilitación de los niños con problemas de audición que utilicen audífonos o implantes cocleares.

“El curso cobra vital importancia ya que luego del implante, el paciente aprende a escuchar y a hablar por primera vez por lo que requiere de ayuda profesional para desarrollar estas habilidades necesarias para su inserción en la escuela y en la sociedad”, explicó Gabriel Yedlin, secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación.

La capacitación está a cargo de la doctora en Pedagogía y especialista en Cognición y Lenguaje, Lilian Flores Beltrán quien se desempeña como asesora de rehabilitación de Cochlear Americas para América latina. Además desde 2004 la experta mexicana es embajadora global de la Alexander Graham Bell Association for the Deaf and Hard of Hearing, asociación sin fines de lucro que trabaja con los profesionales de la salud y las familias para fomentar el diagnóstico precoz de la hipoacusia y su tratamiento.

Las becas se otorgaron a 25 profesionales en fonoaudiología de hospitales públicos. El curso contará con tres módulos que se desarrollarán en mayo, julio y agosto y se dictará en el Aula Magna del Hospital Eva Perón de San Martín. De la capacitación surgirán reeducadoras capaces de transmitir los conocimientos adquiridos a otros pares.

Esta acción de la cartera sanitaria nacional a cargo de Juan Manzur, forma parte de otras del Programa de Detección Temprana y Control de la Hipoacusia como el diagnóstico de esta enfermedad durante el primer año de vida y la entrega de manera gratuita del primer par de audífonos e implantes cocleares a los niños con signos de disminución auditiva que no posean ningún tipo de cobertura social.

En Argentina la hipoacusia afecta a entre 700 y 2.100 recién nacidos por año. Al momento y desde 2010, año en que se creó el programa, ya son 240 los pares de audífonos entregados a chicos para mejorar su capacidad auditiva y 67 los implantes cocleares colocados.

SIN COMENTARIOS