Por primera vez, clausuran en forma definitiva un boliche por vender alcohol a menores

0
114

En San Martín

Lo decidió un juez del Conurbano tras comprobar que, pese a ser infraccionado dos veces por el ministerio de Salud de la Provincia, el dueño del local no acató la Ley de Nocturnidad vigente. Además, deberá pagar 35.000 pesos.

El dueño de un boliche bailable del partido bonaerense de San Martín fue condenado a la clausura definitiva de su local, y a pagar una multa de 35.000 pesos ¿El motivo? El gobierno provincial comprobó, por tercera vez, que vendía alcohol a menores y, pese a ser infraccionado en dos oportunidades, no acató la ley. Entonces el juez tomó la decisión de cerrar el boliche.

El hecho ocurrió hace algunas semanas, cuando el juez Gabriel Calmanovici, a cargo del juzgado en lo Correccional Nº 6 del Departamento Judicial de San Martín, sentenció al dueño del boliche “Rescate” a cerrar el local nocturno de su propiedad y a pagar la multa como consecuencia de hallarlo responsable de la infracción a los artículos 6 y 8 de la ley de nocturnidad 14.050, es decir: presencia de menores de edad en el local bailable en forma recurrente.

El cierre definitivo surge a partir del trabajo de los inspectores del Reba, el Registro de Expendio de Bebidas Alcohólicas del ministerio de Salud de la Provincia. “Nosotros, desde Salud, podemos inspeccionar y realizar clausuras preventivas pero, en última instancia, es el juez quien condena”, explicó el titular del Reba, Juan Lauro.

En esta oportunidad el Reba junto a personal del municipio comprobó que, pese a haber clausurado el boliche preventivamente dos veces por dejar ingresar y beber alcohol a menores de edad, el propietario del lugar volvía a actuar del mismo modo. Al observar los pormenores del caso, en un fallo sin antecedentes, Calmanovici optó por el cierre.

“Creemos que la Justicia empieza a comprender que las actitudes ilegales e irresponsables con respecto a la venta de alcohol, ponen en peligro al consumidor cuando todavía es un adolescente, y también a su entorno”, explicó el ministro de Salud, Alejandro Collia.

Y agregó que “hay que concebir el fenómeno en toda su complejidad: la persona alcoholizada tiene mayores riesgos para su salud y, además ya todos sabemos que el consumo abusivo es motivo de choques, hechos de violencia, intoxicaciones y coma alcohólico”.

Desde el Reba dijeron que con estos fallos los jueces están comenzando a acompañar al Ejecutivo en la comprensión del fenómeno y en la relación entre el consumo abusivo con los riesgos personales, sociales y con el delito.

En el caso de la venta y consumo de menores, la ley de nocturnidad contempla que el juez puede establecer el arresto de 30 a 90 días del responsable, la clausura de 30 a 180 días y multas de entre10 mil a 100 mil pesos. En caso de reincidencia, en tanto, el juez tiene la facultad de diponer la clausura definitiva, tal como ocurrió en el caso del boliche Rescate.

“Hay una tendencia de la Justicia en este sentido, y nosotros la respetamos y apoyamos porque entendemos que es un aporte más a la seguridad en general, y sobre todo ante la declaración de Emergencia que hizo nuestro gobernador Scioli”, reflexionó Collia y agregó que “si no se cumple la ley en toda su dimensión se eneran situaciones que no son solo ilegales e irresponsables sino también impunes, porque los clausuramos y al otro día es lo mismo que nada”; reflexionó Collia.

Además, el Reba tiene poder de secuestrar botellas con bebidas alcohólicas en caso de infracción. Pero los jueces pueden, incluso, ordenar su destrucción. En los últimos meses así lo dispusieron en 140 causas por violación a la ley de nocturnidad. De hecho, se debieron destruir 36 mil botellas por orden judicial.

CASO EMBLEMÁTICO

Uno de los casos que terminó en arresto fue el de La Kulona, un boliche de La Matanza que incumplió en forma reiterada la prohibición de vender alcohol a menores.

En ese caso, que data de 2011, el dueño del lugar fue condenado a 45 días de arresto efectivo y una multa de 25 mil pesos y una clausura de 60 días. La causa estuvo a cargo del juez Hugo Martínez, del Juzgado Correccional Nº 4 de La Matanza.

En lo que va de este año, personal del Reba del ministerio de Salud inspeccionó 3.931 comercios, infraccionó a 901 por incumpliemiento de las leyes de nocturnidad y secuestró más 1.141.828 botellas.

La venta de bebidas alcohólicas a menores, la presencia simultánea de menores y mayores en locales nocturnos y la falta de licencia Reba constituyen la primeras causas de infracción en la Provincia.

SIN COMENTARIOS