El municipio instala sensores en el río Luján para anticiparse a inundaciones

0
129

El municipio de Pilar en un trabajo en conjunto con la Fundación Mano Amiga inició hoy el proceso de instalación de sensores en la cuenca del río Luján. Se trata de dispositivos electrónicos que controlan el nivel del agua y que ante una crecida, activan un sistema de alarma entre los vecinos de la zona para que puedan evacuar sus viviendas antes de la llegada del agua.

Esta acción se da en el marco de un proyecto escolar de Alerta Temprana de Inundaciones encarado por alumnos del Colegio Mano Amiga de Fátima, iniciativa que les permitió ganar un premio nacional de la firma Samsung y representar a Pilar en San Francisco.

De esta manera, hoy se colocó en el puente sobre ruta 8 y río Luján el primero de los cuatros sensores contemplados para esta primera instancia. Los restantes serán ubicados en la ciudad de Luján, Suipacha y en un cuarto sitio a definir. Las tareas de instalación fueron supervisadas por Marcelo Iannotta, Director del Centro de Monitoreo municipal y por Mario Longhi, representante de la Fundación Mano Amiga.

El mecanismo se completará progresivamente con la incorporación de nuevos sensores hasta alcanzar un total de 12 aproximadamente. La idea es que mediante este sistema integral que abarcará la zona geográfica comprendida entre Suipacha hasta la desembocadura se pueda ir midiendo la altura del río en diferentes lugares para poder anticiparse a las inundaciones y tomar medidas preventivas.

La logística de distribución de los dispositivos requirió de análisis y mediciones previas. Al respecto Longhi expresó que “este mecanismo preventivo de inundaciones es muy importante  ya que enciende una alarma si se elevan los niveles del río. Por ejemplo si en Luján se observa una crecida de 5 metros, podemos estimar que  en 5 horas se podría dar una inundación en Pilar. Contar con esa información nos daría tiempo para anticiparnos a posibles problemas, evacuando la zona y preservando a personas enfermas”.

Este programa de sensorización representa un importante avance ya que anteriormente solo existía un sistema de medición de altura mediante una regla. La implementación de estos sensores cuenta con la intervención de la Secretaría de Modernización, el Centro de Monitoreo dependiente de la Secretaría de Seguridad y el área de Defensa civil.

En tanto Iannotta, manifestó que “este mecanismo representa una gran novedad para Pilar y es de gran ayuda para la comunidad la cual la recibió de manera satisfactoria, ya que permite adelantarse a probables inundaciones, dado que el sensor funciona emitiendo una señal cuando el río sube, dicha señal o alerta se envía directamente a Defensa Civil, donde será interpretada por personal especializado que indicará como actuar en estos casos”.

Las autoridades anunciaron que para la semana próxima esta prevista la colocación de un nuevo sensor en la ciudad de Luján.

SIN COMENTARIOS