Triquinosis: Salud recomienda evitar el consumo de embutidos caseros y consultar ante los primeros síntomas

0

Los resultados definitivos estarán en 15 días. Autoridades sanitarias nacionales, provinciales y municipales se reunieron para evaluar la situación y llevar tranquilidad a la población. Es clave evitar el consumo de chacinados caseros y consultar ante síntomas como dolor de cabeza y diarrea.

La dirección de Regiones Sanitarias del ministerio de Salud de la Provincia informó esta mañana que, hasta el momento, se detectaron 45 casos sospechosos de triquinosis en Junín y Chacabuco, mientras que dos fueron confirmados por pruebas de laboratorio. Recomendó no consumir embutidos ni chacinados de cerdo caseros y sin rótulo; y consultar al médico en caso de presentar diarrea, edema alrededor de los ojos y otros signos de la enfermedad.

Por este motivo, ayer se realizó una reunión de la que participaron los referentes del Senasa regional, Zoonosis Rural de la Provincia, los secretarios de Salud y los directores de bromatología de ambos municipios, el hospital Abraham Piñeyro, equipos técnicos de Región Sanitaria III y el director de coordinación de sistemas regionales de Salud, Juan Quadrelli

“Estamos trabajando en forma articulada con todas las áreas involucradas con este tipo de enfermedades”, explicó Quadrelli. Agregó que la mayoría de los afectados fueron asistidos en clínicas privadas y algunos en el hospital provincial de Junín. Sin embargo, aclaró que “ninguno de los pacientes requirió atención en terapia intensiva”.

El funcionario del ministerio de Salud explicó que los análisis confirmatorios se llevarán a cabo en el Instituto Malbrán y los resultados demorarán unos 15 días.

Por lo que ya se investigó, fueron varias las fuentes de contagio: chorizos secos, bondiola, salame, panceta y jamón, entre otros productos caseros y sin controles bromatológicos. Por eso, las autoridades recomendaron evitar este tipo de productos que pueden poner en severo riesgo la salud.

COMO PREVENIRLA:

La triquinosis es una enfermedad infecciosa producida por un parásito que se contrae por la ingestión de carne de cerdo contaminada, cruda, mal cocida o mal procesada.

Para prevenirla hay que evitar el consumo de carne de cerdo o alguno de sus derivados mal cocidos, y no comprar embutidos o chacinados crudos, sobre todo aquellos que se promocionan como caseros y suelen venderse al costado de las rutas, porque carecen de los controles bromatológicos necesarios para garantizar su inocuidad.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.