Saludo de Mons. Oscar Ojea a la comunidad judía con ocasión del Año Nuevo 5777

0
218

 A mis queridos hermanos:

El Señor nos bendice abundantemente concediéndonos en este nuevo año la posibilidad de cambiar, de mejorar, de renovarnos. El tiempo es el gran regalo que el Señor nos hace a todos, y con él, la gracia de crecer y ser fecundos.

Es mi deseo que este nuevo comienzo nos siga encontrando en la senda del diálogo, la amistad y la solidaridad.

La riqueza del largo camino que juntos hemos recorrido es para todos signo de esa bendición del Señor. Que este año 5777 renueve y profundice nuestro vínculo fraterno.

Con el afecto de siempre, ¡shaná tová umetuká!

SIN COMENTARIOS