Celebración de la Virgen del Pilar

0
134

Por María Eugenia Vidal*

Durante mis recorridas por las ciudades de la Provincia siempre converso con los vecinos para conocer cómo están y cuáles son los problemas que necesitan resolver. Y en una de esas visitas conocí una persona cuya historia nos enseña a superar situaciones que a primera vista podrían resultar insuperables. Rosa vive en el barrio San Jorge de Pilar. Tiene 85 años, marido, hijos y nietos de los que habla todo el tiempo.

En los últimos quince años, su casa se inundó cuatro veces. Pude verlo con mis propios ojos: sentí que las paredes todavía guardaban la humedad de la última gran lluvia.

En las inundaciones perdió casi todo. Se quedó sin lugar donde sentarse, no tenía agua caliente. Pero lo peor de la lluvia no son las pérdidas materiales, lo peor es la tristeza de sentirse solo.

Lo que más me emociona de su testimonio fue que, a pesar de haber atravesado situaciones muy difíciles, Rosa no pierde la sonrisa. Como ella hay muchas personas en la Provincia que aun cuando sufrieron el abandono y la soledad, nunca se desanimaron ni bajaron los brazos.

Como Gobernadora mi compromiso es ayudar a que todos los bonaerenses puedan desarrollarse en el lugar donde viven, brindándoles las herramientas del Estado para que se sientan acompañados y puedan salir adelante. Sabemos que los resultados no son inmediatos, pero que trabajando juntos por este camino al cambio lo estamos llevando adelante entre todos los bonaerenses, porque ya no es lo que vamos a hacer, sino lo que estamos haciendo. En este día tan especial, les deseo una feliz celebración y que sigamos construyendo juntos la Provincia que tanto queremos.

*Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires

SIN COMENTARIOS