El #NiUnaMenos se hizo sentir en varias ciudades argentinas

0
148

La movilización en repudio a la violencia de género y los femicidios, tuvo una masiva convocatoria en decenas de ciudades de Argentina, en consonancia con la marcha realizada en la Ciudad de Buenos Aires. 

La movilización en repudio a la violencia de género y los femicidios, llamada “#NiUnaMenos” o “Miércoles  Negro”, tuvo una masiva convocatoria en decenas de ciudades de Argentina, en consonancia con la marcha realizada en la Ciudad de Buenos Aires, luego del asesinato de la joven Lucía Pérez, de 16 años, en Mar del Plata.
En Santa Fe

Unas 8.000 personas se concentraron en la plaza 25 de Mayo y marcharon por el centro de Santa Fe, en donde participaron integrantes de decenas de organizaciones políticas, gremiales, sociales y feministas, una importante presencia de varones y familiares de víctimas de violencia machista.

Alicia, madre de Noelia Soledad Muchiutti, una joven asesinada hace dos años por un balazo en la cara en barrio Villa Hipódromo, exhibió una pancarta con la foto de su hija y reiteró su exigencia de Justicia, porque “si no llega no se puede seguir viviendo”.

“Estoy muy cansada de esperar a que la Justicia alivie mi dolor. Hoy veo que ha venido mucha gente y eso es bueno, pero no hay más tiempo, necesitamos que los asesinos paguen por lo que hicieron. No tengo más a mi hija, ¿comprenden?”, dijo la mujer a Télam.

Juana Paz, del grupo de mujeres que coordina el Centro de Atención de la Víctima en la Defensoría del Pueblo, contó que la pasó mal hasta poder separarse de su marido maltratador y dijo que nadie debería “estar en el lugar ni de Melisa (otra adolescente asesinada) ni de Lucía y tantas otras que han desaparecido en hechos tan trágicos”.

“Hay que luchar por todas, por las nuevas generaciones. Yo tengo una hija y quiero predicar con el ejemplo”, afirmó.

Por su parte, Silvia Ramírez, que asiste al mismo grupo y también era maltratada por su esposo, dijo que después de muchos años aún no puede superar lo sufrido y que lucha para que eso no le suceda a otras personas.

“Que los hombres tomen consciencia del valor que tiene la mujer, más allá de que los traemos a la vida, que se recupere el respeto que se ha perdido y que no les pase a las mujeres de hoy lo que me ha pasado a mí”, pidió la mujer y reclamó además por su sobrina, Priscila Soria, acribillada a balazos junto a su novio hace 4 años.

En Tucumán

Miles de personas se concentraron en la plaza Independencia de la capital tucumana, convocadas bajo la consigna #NiUnaMenos en repudio a la violencia de género y la desigualdad, y centraron su reclamo de justicia en Claudia Lizárraga, asesinada el pasado martes por su ex pareja y quinta víctima de femicidio en la provincia este año.

La mujer, de 42 años, fue apuñalada por Víctor Hugo Argañaraz, su ex pareja que la había amenazado en reiteradas ocasiones, y hace menos de un mes uno de los hijos de la pareja lo había enfrentado a cuchillazos para evitar que agrediera a su madre.

La convocatoria nacional “MiércolesNegro” tuvo una amplia respuesta de agrupaciones políticas y sociales, mujeres y también hombres que llegaron hasta el principal paseo público de Tucumán para sumarse a la marcha con pancartas, banderas y pasacalles.

En Rosario

Unas quince mil mujeres conformaron  una enorme columna que atravesó el centro de Rosario para gritar “Ni una menos”, como cierre del capítulo local del primer paro de mujeres.

Organizadas en sindicatos, en ONG, en centros de estudiantes o movidas por su determinación individual alrededor de quince mil mujeres se congregaron en la plaza San Martín de Rosario y marcharon hasta los Tribunales de esta ciudad santafesina.

“Es como que ya colmó la paciencia lo que pasó con Lucía (Pérez, en Mar del Plata), y es como que no da para más”, dijo a Télam Lorena, una estudiante de 23 años que junto a una amiga se sumó a la enorme movilización rosarina.

Agustina, otra joven estudiante, señaló que “hay mucha gente que quiere que se declare la emergencia (en violencia de género), pero no sé qué más pedir”.

La movilización de Rosario pasó por los Tribunales Federales y finalmente llegó al Palacio de Justicia provincial, donde las quince mil mujeres corearon que “se va a acabar, esta costumbre de matar”.

En Mendoza

Miles de mujeres mujeres vestidas de negro se concentraron en el kilómetro cero de la capital mendocina y marcharon por las principales calles céntricas en rechazo a la violencia de género y los femicidios.

A pesar del frío y de un cielo nublado que amenazaba con llover y conmocionadas por los recientes femicidios de las jóvenes mendocinas Janet Zapata (29), Julieta Gonzalez (21) y Ayelén Arroyo (19), mujeres nucleadas en organizaciones sociales, políticas, educativas, sindicales y también algunos hombres marcharon bajo las consignas #NiUnaMenos y #VivasNosQueremos.

Las primeras en arribar a la convocatoria, prevista a las 18, fueron mujeres de la organización “Feministas autónomas de Mendoza”, quienes completamente vestidas de negro y con los rostros pintados de blanco llevaban carteles con los nombres de las cientos de mujeres asesinadas en los últimos meses en el país y de las 12 mendocinas que perdieron la vida por violencia de género en lo que va de 2016.

“Vamos a finalizar la marcha en Casa de Gobierno porque queremos exigirle al gobernador (Alfredo) Cornejo que dé marcha atrás con el pliego del juez José Valerio”, propuesto para la Corte Suprema de Mendoza, “ya que entendemos que es machista, misógino y homofóbico”, dijo la ex diputada kirchnerista Marina Femenia.

“Estamos pidiendo una mujer con perspectiva de género (en la Corte mendocina), por eso también estamos marchando”, completó.

Por su parte la dirigente de ATE Raquel Blas expresó: “Tenemos que decir basta a los femicidios pero también a la violencia institucional y al ajuste que estamos sufriendo, que es otro hecho de violencia”.

“Mendoza ha sido uno de los epicentros más grandes de la violencia de género y las pocas casas refugios que había en la provincia están desmanteladas, sin financiamiento”, denunció.

Y completó: “Necesitamos recursos concretos que permitan que una mujer que está en situación vulnerable tenga la contención, el trabajo y la vivienda que requiere para poder romper con cualquier situación de violencia”.

En Mar del Plata

Casi 10.000 mujeres vestidas de negro marcharon por las calles de Mar del Plata para decir basta, poner fin a los femicidios, recordar a todas las víctimas de la violencia de género y pedir justicia por Lucía (16).

Bajo las consignas “Ni una menos”, “Nos queremos vivas” y “No nos maten”, se concentraron ante la Catedral de la ciudad, conmocionada aún por la crueldad del ataque a la adolescente, y marcharon para unirse a otras columnas en el monumento de San Martín, situado en la avenida Luro y Mitre.

En Córdoba

Miles de mujeres vestidas de negro marcharon  en la ciudad de Córdoba bajo la consigna “Ni una Menos. Vivas nos queremos” y reclamaron que se aplique en la provincia la Ley Nacional de Emergencia contra la violencia de género.

Las columnas de manifestantes se congregaron en la esquina de Colón y Cañada, para marchar, pasadas las 18, hasta frente al centro comercial Patio Olmos, donde las organizadoras reclamaron por todos los casos de femicidio y violencia contra las mujeres.

Marina ‘Maru’ Acosta, quien perdió a su hermana Paola asesinada por su ex pareja el 21 de setiembre de 2014 y una de las que encabezó la movilización, dijo a Télam que a esta marcha “la motorizó el femicidio de Lucía (Pérez) en Mar del Plata, que fue un hecho atroz y nos conmovió a todos”.

“El reclamo que traemos principalmente es el de la Ley de Emergencia, para que se apruebe el presupuesto urgente, tenemos promesas, pero acciones no. Es la vida de mujeres las que están en riesgo”, remarcó.

Entre las manifestantes, mayormente sin identificación política ni de movimientos sociales, podían verse carteles con las consignas: “Disculpe las molestias, nos están matando”, “no quiero sentirme valiente cuando salgo a la calle, quiero sentirme libre”, “hasta que no dejen de matarnos, no nos callamos” o “el silencio es cómplice”.

El pedido de las organizadoras para que asistan en lo posible vestidas de color negro, tuvo una importante repercusión, ya que no solamente las personas presentes en la marcha lucieron ese color de luto, sino que fue notorio en las calles de Córdoba la elección de la ropa oscura para esta jornada.

En Tucumán

Miles de personas fueron a la plaza Independencia de la capital tucumana en repudio a la violencia de género, que centraron en su reclamo de justicia para Claudia Lizárraga, asesinada ayer por su ex pareja y quinta víctima de femicidio en la provincia este año.

En La Plata

En La Plata, una multitudinaria marcha desde la plaza Moreno hasta la plaza San Martín reunió estudiantes, empleados públicos, profesionales, docentes, trabajadores, militantes de organizaciones sociales, sindicales y políticas bajo la consigna que unificó la protesta en todo el país: “Basta de femicidios, Ni una Menos, Vivas nos queremos”.
Antes de la manifestación, se realizó un “ruidazo” en el patio del rectorado de la Universidad Nacional de La Plata en el que mujeres y hombres vestidos de negro mostraron carteles de “NiUnaMenos” y otros que decían “Vivas las madres, las hijas, las tías, vivas las vecinas, vivas las comadres. Vivas”.

En Bariloche

Una columna de más de 4.000 personas marchó a lo largo de 20 cuadras por el centro de Bariloche con una gran cartel de Micaela Bravo (28), madre de tres chicos que meses atrás fue secuestrada en la puerta de un jardín de infantes y encontrada muerta quince días después, a pocos metros de la Comisaría 42ª.

La marcha incluyó una movilizadora escenificación de un ataque terminado en femicidio, igual que en Santiago del Estero, donde reclamaron los cinco femicidios de este año, el último de ellos la semana pasada, que dejó 9 huérfanos.

En Chaco

La plaza 25 de Mayo, en Resistencia, fue escenario del multitudinario reclamo donde familiares y víctimas de violencia de género dieron testimonio de sus casos.

Cientos de misioneras se concentraron esta mañana en el Mástil de acceso a Posadas para marchar hacia la plaza 9 de Julio, donde a las 17 realizaron un acto.

En Corrientes

En Corrientes, a pesar de la lluvia, familiares de víctimas, organizaciones sociales y mujeres se movilizaron a la plaza 25 de Mayo, donde pidieron que reglamenten y apliquen la ley provincial de emergencia por violencia de género.

#NiUnaMenos en otras provincias y ciudades argentinas

Las pampeanas marcharon a la plaza San Martín con su reclamo, como lo hicieron también en Formosa, a la plaza capitalina del mismo nombre; en Viedma llevaron pañuelos rojos y en Neuquén protestaron bajo la llovizna, repartieron gas pimienta para que las mujeres se defiendan si las atacan y participaron mapuches con sus bandera.

En tanto, mujeres de los 16 departamentos catamarqueños pararon hoy entre las 10 y las 11 para sumarse a la convocatoria nacional y a la tarde se hubo movilizaciones, que en la capital provincial tuvieron como centro la plaza 25 de Mayo.

Las jujeñas partieron de la plaza Belgrano al centro, en la capital, y en San Luis lo hicieron desde el edificio del Correo hasta el Palacio de Justicia, luego del paro de una hora que tuvo en Terrazas del Portezuelo la presencia del gobernador, Adolfo Rodríguez Saa.

La movilización en Bahía Blanca fue en el centro de la ciudad, con pancartas y fotografías de víctimas y una concentración frente al Palacio Municipal, en la que participaron también jóvenes y hombres y hubo bombos y redoblantes para acompañar la marcha por las calles aledañas al paseo público.

En Ushuaia, la ciudad más austral del país, hasta niños y ancianos participaron de la movilización contra la violencia de género y los femicidios, que partió desde dos puntos de la céntrica avenida San Martín para llegar a la Casa de Gobierno y luego al Superior Tribunal de Justicia, mientras que en Río Grande, en el norte provincial, la convocatoria se realizó en la plaza Almirante Brown.

La violencia contra la mujer “debe trabajarse desde la educación de nuestros hijos e hijas. Y tiene que haber algún cambio en las legislaciones que tenemos”, dijo Alika Kinan, sobreviviente de la trata en la capital fueguina y referente de la lucha contra ese delito a nivel local, nacional e internacional.

En tanto, mujeres de los 16 departamentos catamarqueños pararon entre las 10 y las 11 para sumarse a la convocatoria nacional y a la tarde se hubo movilizaciones, que en la capital provincial tuvieron como centro la plaza 25 de Mayo.

“Volvamos a casa con el compromiso de trabajar activamente para erradicar, desde el lugar que ocupamos, la violencia contra las mujeres, que día a día nos deja con niñas y mujeres violadas y asesinadas”, instó Marta César, de la Multisectorial de Mujeres de Salta, durante la protesta en la plaza 9 de Julio, frente al Cabildo de la capital provincial.

SIN COMENTARIOS