Ariel Sujarchuk recorrió obras en Ingeniero Maschwitz 

0
242

El intendente Ariel Sujarchuk supervisó la primera etapa de las obras que se ejecutan sobre la calle Sucre, en el barrio La Pista de la localidad de Ingeniero Maschwitz, consistentes en la demolición del viejo puente La Arenera y su reemplazo por uno absolutamente nuevo, más amplio, resistente y seguro. Al mismo tiempo se amplían los márgenes del arroyo Escobar para mejorar el escurrimiento del agua y así evitar inundaciones en la zona ante fuertes lluvias.

Los trabajos se extenderán por unos 195 días y demandarán una inversión total de $15 millones, sin que el Municipio desembolse fondos propios ya que la obra es el resultado de un convenio firmado con los desarrolladores urbanísticos.

sucre-y-caseros

“No solamente no se usará un peso de los vecinos en este nuevo puente sino que además las empresas no reciben ninguna contraprestación a cambio. Cuando asumimos la gestión estos acuerdos ya existían pero eran sólo promesas de palabra que se anunciaban todos los años y nunca se concretaban. Nos pusimos firmes, gestionamos y logramos que el compromiso de los desarrolladores se plasme en la firma de un convenio. Ahora hay documentos, montos y plazos que están obligados a cumplir”, afirmó Sujarchuk, tras su recorrida, que incluyó el monitoreo de las tareas sobre las calles aledañas de Sucre y Caseros, donde la empresa AYSA repara las calzadas dañadas por el paso del acueducto subterráneo que atraviesa la localidad. También se interiorizó en las labores de pavimentación y recuperación de veredas sobre la avenida Villanueva que comenzaron en los últimos días.

puente-la-arenera-1

Actualmente, el paso sobre el arroyo Escobar que comenzó a ser demolido se encuentra construido con cabezales de mampostería, calzada compuesta por perfiles metálicos y durmientes ferroviarios con un ancho de 3,5 metros.

La nueva construcción estará compuesta por vigas pretensadas de hormigón armado con una superficie de rodamiento de concreto asfáltico con un ancho total de diez metros –una calzada vehicular de 7,8 metros y una vereda de uso peatonal de 1,2 metros-, sin incluir las barandas y defensas vehiculares también de hormigón y una extensión total de 15 metros entre ambos márgenes del arroyo.

El apoyo del puente se realizará sobre tres puntos mediante cabezales y un sistema de pilotaje, con una perforación de 22 metros bajo el lecho del paso de agua. Asimismo,  también se ampliarán los márgenes del arroyo pasando de los ocho metros  actuales a 36 metros, lo que permitirá mejorar el escurrimiento y la capacidad de evacuación de las aguas evitando anegamientos aguas arriba ante posibles crecidas y precipitaciones de mediana intensidad.

SIN COMENTARIOS