Sujarchuk supervisó el megaoperativo de seguridad que desplegó 130 agentes y 18 móviles en los barrios periféricos de Escobar

0
277

Fuerzas federales, provinciales y locales trabajaron de manera conjunta en el espectacular procedimiento realizado en Garín y Maquinista Savio, donde se detuvo a tres personas, se incautó marihuana, se secuestraron diez vehículos y se labraron 18 multas de tránsito.

En la noche del miércoles y hasta las primeras horas del jueves, el intendente Ariel Sujarchuk en persona y en el lugar supervisó el imponente megaoperativo conjunto de seguridad y prevención que realizaron las fuerzas federales, provinciales y locales en distintos puntos periféricos del municipio de Escobar.

El espectacular operativo contó con la actuación de 130 agentes y 18 móviles policiales y se apostó en los ingresos a Cri Cri, de Garín, y Amancay, de Maquinista Savio, barriadas que recibieron con mucho entusiasmo el despliegue de los efectivos, los patrulleros y las motos. En el procedimiento, que se extendió desde las 20 hasta entrada la madrugada, se detuvo a dos personas con pedido de captura por requerimientos legales y averiguación de paradero, aprehendió a un hombre mayor de edad por tenencia de marihuana, secuestro diez vehículos por carecer de documentación, labró 18 multas por infracciones de tránsito y retuvo dos licencias de conducir vencidas.

Operativo Cri Cri y Amancay 3

“Tenemos la decisión política de coordinar a todas las fuerzas que patrullan nuestro distrito y actuar con firmeza para prevenir el delito y esclarecer con rapidez los hechos cuando suceden. Nuestro municipio no está exento de los hechos de inseguridad que afectan a toda la provincia de Buenos Aires, pero en conjunto con las fuerzas federales y bonaerenses trabajamos para que la gente de bien vuelva a caminar tranquila por nuestras calles. Después de un año de intensa gestión contamos con más efectivos, más cámaras y más móviles para entrar a los barrios, donde la situación es más crítica”, explicó Sujarchuk, quien hasta la medianoche acompañó a la secretaria de Seguridad y Prevención Comunitaria, Graciela Cunial, y a las autoridades policiales del distrito. Durante el procedimiento, los vecinos se acercaron a hablar con el intendente y sus funcionarios para plantear sus demandas e inquietudes, así como suministrar información sensible y valiosa que ayude a descabezar el delito en las zonas más calientes del municipio.

“Es muy importante la colaboración del vecino, que a través de los 0800 y de la mayor cercanía con las fuerzas de seguridad, comienza a aportar datos que nos ayudan a profundizar las más de 150 líneas de investigación que llevamos adelante para combatir al delito en nuestro municipio. Así como tenemos la confianza y el compromiso del vecino, también necesitamos que la Justicia actúe con celeridad para que, cuando tenemos cercado al delincuente, nos brinde las herramientas legales para atraparlo de forma inmediata”, resaltó Sujarchuk.

En las próximas semanas, coordinadas por la Secretaría de Seguridad Municipal, la Prefectura Naval, la Policía Bonaerense y la Policía Local desplegarán similares acciones en el resto de las localidades del partido. Desde agosto pasado, gracias a las gestiones de Sujarchuk ante Nación y Provincia, los procedimientos conjuntos de las distintas fuerzas se realizan de manera periódica en nuestro distrito y se intensificaron desde que en diciembre arribaron, en forma permanente por al menos un año, los agentes de la Prefectura.

Operativo Cri Cri y Amancay 1

“Encontramos en la gestión municipal una colaboración permanente para trabajar de manera articulada contra el delito y el narcotráfico, poniendo a disposición toda las herramientas materiales y recursos humanos con el objetivo de garantizar la seguridad del ciudadano”, enfatizó el jefe policial de Escobar, Víctor Benedetti.

Desde su asunción, la gestión Sujarchuk montó el Polo de Seguridad, garantizó la calidad académica de la escuela de formación de Policía Local, duplicó la cantidad de cadetes que hoy ya patrullan todo el partido, inauguró en Garín un moderno centro de monitoreo, amplió el sistema de cámaras para integrar localidades que no contaban con estos dispositivos, creó las nuevas divisiones de moto y bicipolicías, incorporó caballos y perros adiestrados, y sumó patrulleros cero kilómetro, uniformes y equipamiento tecnológico que mejoraron sustancialmente las condiciones laborales de los efectivos.

SIN COMENTARIOS