Se registró el pico de bronquiolitis, pero con menos casos que en el 2013

0
244

La enfermedad llegó a su pico máximo anual en la provincia de Buenos Aires, así lo informó el Ministerio de Salud bonaerense que recomendó proteger a los niños por las bajas temperaturas que se pronostican.

Paralelamente, aumentaron las consultas en un 50 por ciento en los hospitales públicos provinciales, por lo que la cartera sanitaria provincial recomendó mantener a los niños vacunados, abrigados y consultar ante los primeros síntomas, como fiebre y dificultad respiratoria.

El pico máximo de la bronquiolitis se registró, en la última semana, confirmó la cartera sanitaria en un comunicado en el que advirtió que, tal como pronostica el Servicio Meteorológico Nacional, se prevén temperaturas mínimas de entre 2 y 4 grados, lo que generará las condiciones ideales para la propagación de las infecciones respiratorias.

En la mayoría de los casos, es el Virus Sincicial Respiratorio la causa de la bronquiolitis, una enfermedad que inflama las vías aéreas inferiores y les dificulta la respiración a los bebés, sobre todo, a los menores de dos años.

“Estamos atravesando el pico máximo de la enfermedad con un pronóstico climático que indica mayor riesgo: en la última semana en nuestro hospital pasamos de 400 consultas diarias por guardia a 600, y el mayor número de pacientes viene con bronquiolitis, crisis asmáticas y otras enfermedades respiratorias”, dijo la directora asociada del hospital provincial Sor María Ludovica, de La Plata, Silvana Bencini.

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, sostuvo que “es completamente habitual que las guardias registren el pico estacional de consultas e internaciones por infecciones respiratorias en estas semanas”.

El funcionario remarcó que “la bronquiolitis suele ser causa del 70 por ciento de las internaciones pediátricas en los meses de mayor frío”.

En el hospital materno infantil Tetamanti de Mar del Plata casi se duplicaron las consultas diarias a partir de junio y, según informó el jefe de Emergencias, Miguel José, “de un total aproximado de 400 consultas generales diarias, el 20 por ciento es por bronquiolitis”.

Collia recomendó que “si los papás ven que su bebé respira con esfuerzo no duden en concurrir rápidamente al centro de salud más cercano”.

Agregó que, como todos los años, la provincia de Buenos Aires cuenta con tratamientos en aerosolterapia para entregar en forma gratuita a todos aquellos que lo requieran en hospitales y centros de atención primaria de la provincia.

“Si vamos al médico ante los primeros síntomas e iniciamos el tratamiento como corresponde, evitamos internaciones y riesgos severos que pueden incluso poner en peligro la vida del bebé”, enfatizó Collia.

En los últimos años, los datos epidemiológicos provinciales muestran una tendencia a la baja en los casos de infecciones respiratorias.

A esta altura de 2013, la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud provincial registraba 52.679 casos de bronquiolitis en menores de 2 años.

En cambio, en lo que va de 2014, se notificaron 24.457 casos, detalla el comunicado.

Un descenso interanual del 53 por ciento en el número de casos se explica por varios motivos: por un lado, una mejor cobertura de vacunación, porque si bien no hay vacuna específica contra la bronquiolitis, la antigripal que se aplica entre los 6 meses y el año, produce un efecto protector de los males respiratorios.

Por otra parte, “han mejorado las medidas de higiene, y hoy los adultos saben que el lavado de manos con agua y jabón antes de tomar en brazos al bebé, de darle de comer o de cambiarlo, contribuye y mucho a prevenir las infecciones respiratorias”, dijo la directora de Maternidad e Infancia, Flavia Raineri.

La cartera sanitaria bonaerense recordó que debe consultarse al médico si un bebé presenta tos, fatiga, fiebre, respiración muy rápida, aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por respirar, irritabilidad y color azulado en la piel, las uñas o los labios.

Recordaron además que para prevenir esta enfermedad se debe mantener la lactancia materna, no exponer a los niños al humo del cigarrillo, lavarles las manos con agua y jabón y mantener al bebé alejado de aquellas personas que están resfriadas o tienen tos.

SIN COMENTARIOS