Sentarse en forma incorrecta y prolongada es la causa de la mayoría de las lumbalgias

0
761

Permanecer sentado demasiado tiempo y con posturas incorrectas, lejos de brindarnos descanso puede ser la causa de lesiones lumbares agudas y crónicas. Según una estadística de campo del Colegio de Kinesiólogos de la provincia de Buenos Aires (CoKiBA) el 83% de tratamientos kinesiológicos indicados por  lumbalgias de origen discal están directamente relacionados en primer instancia por lo que se denomina “sentado prolongado”, esto es pasar horas en esa posición sobre una silla en el trabajo o en el hogar y sin cambiar de posición en un lapso de más de media hora y hasta los 45 minutos.

“La prevalencia de esta patología se presenta particularmente en el adulto en edad productiva, entre los 30 y los 60 años, siendo el hombre el que más tendencia a sufrirla tiene en relación con la mujer. Esta situación tendría que ver con la mayor cantidad de trabajos que requieren esta posición, explicó el Lic. Matías Sigampa, integrante del CoKiBA y del Instituto Municipal de Rehabilitación Dr. Anselmo Marini, de Vicente López.

doctor1_big

Según el profesional “en los últimos años hubo un aumento considerable de tratamientos para este tipo de problemática y cómo dato novedoso es que a diferencia de lo que se estudia sobre la causa de lesiones discales –en general en la carrera de kinesiología se hace referencia a trabajos pesados, repetitivos en malas posturas y por esfuerzos reiterados (que lo siguen siendo sin duda) como causa principal de hernias o protusiones discales,  hoy vemos con sorpresa que la mayoría de los pacientes no hacían ese tipo de actividades en la vida diaria, particularmente a lo que se refiere en el ámbito laboral, pero si encontramos un denominador común que es la de estar sentado incorrectamente demasiado tiempo” aclaró Sigampa.

En el proceso de evaluación kinésica con el simple interrogatorio se puede inferir donde se encuentra el problema. Hay que tener en cuenta el tiempo que pasamos sentados en mala posición y si a eso le sumamos que cuando llegamos a casa existe la posibilidad de desparramarme en el sillón en vez de moverme o realizar una actividad física acorde a la condición física y edad es justamente allí encontramos un dato clave para el diagnóstico, aclararon en CoKiBA.

En relación  a la actividad física, “encuentro en el interrogatorio evaluativo que no todos los pacientes son sedentarios, pero que hacen “deporte” o actividad física que NO está acorde a sus posibilidades y son, en última instancia las que despiertan la enfermedad que está latente por no cuidar esa posición de sentado que mantienen a diario, vendría a ser la gota que rebalso el vaso ya que un disco sano no se suele lesionar abruptamente sino que lo hace progresivamente. Es frecuente escuchar a nuestros pacientes referir que realizan deporte o actividad física y eso está muy bien, el cuerpo siempre va a responder mejor cuando se lo estimula físicamente, pero siempre nos tenemos que preguntar el QUE, el COMO y el CUANTO” explicó Sigampa.

DOLOR LUMBAR

Me quise parar y me quede duro!

Me agache y no me pude enderezar!

No hice ningún esfuerzo y me duele la cintura!

Todas estas expresiones son escuchadas cotidianamente entre familiares, amigos, compañeros de trabajo.  Estas representan una problemática muy frecuente en la población  general y particularmente en edad productiva.

El cuerpo humano está diseñado básicamente para el movimiento, la columna vertebral no escapa a esta premisa y para lograrlo posee distintos elementos, un complejo articular formado a grandes rasgos por dos articulaciones y un Disco Intervertebral, en el caso de la columna lumbar, las vértebras  tienen como vecino arriba  y abajo esta estructura.  El Disco intervertebral funciona a modo de “pivot” gracias a su centro que lo llamaremos Nucleo Pulposo.  Su función es permitir movimiento pero también absorbe y distribuye cargas, o sea que tiene una función mecánica de relevancia. Para comprender la mecánica del disco y de su posible lesión tenemos que pensar en que cada vez nos movemos o nos quedamos en una posición esta estructura se deforma y cambia su situación para esa finalidad, y lo hace gracias a las características del tejido que lo forma, este tejido responde mucho al factor tiempo,  o sea que si yo estimulo de manera incorrecta a este tejido lo voy a deformar cada vez más y cuando quiera moverlo y mucho más en sentido opuesto me va a costar hacerlo. Se considera que  al deformar este tejido particularmente por ejemplo durante unos 20 minutos, la recuperación puede llevar una hora o más.

Teniendo esto en cuenta, si pensamos cuales son las actividades que hacemos cotidianamente como por ejemplo, desde que nos levantarnos nos inclinamos hacia delante para lavarnos la cara, para tomar objetos,  para calzarnos, vestirnos, las actividades del trabajo diario, cocinar, limpiar etc, a esto vamos a sumarle la peor situación para el cuerpo y particularmente para la columna vertebral que es la posición de sentado  prolongado que de ser aparte incorrecta es la que más DEFORMA al disco. Esta situación determina una mala mecánica discal y suele ser la culpable del “no me puedo enderezar” o “después de estar sentado cuesta enderezarme”.

CUIDADOS PARA TENER EN CUENTA

– Cuando las actividades laborales o de algún otro tipo requieren estar sentados por más de 45 minutos, las recomendaciones para evitar lesiones lumbares son:

– Evitar sentado prolongado

-Cesar hábito Tabaquico

-Cambiar de posición, pararse y caminar

-Actividad física acorde a la persona

– Evitar sedentarismo

-Utilizar buena silla

-Apoyo lumbar

– Apoyo de pies en el piso

Ante cualquier duda consultar a un especialista y de necesitar tratamiento SIEMPRE ACUDIR A UN KINESIOLOGO MATRICULADO.  www.cokiba.org.ar

SIN COMENTARIOS