En San Isidro comenzó la cuarta edición de la Escuela de Vecinos

0
161

El ciclo busca que jóvenes escolarizados aprendan, a través del debate, a reconocer prioridades y soluciones para mejorar la ciudad.

Pensar, debatir y aprender son tres ejes fundamentales de Escuela de Vecinos, una iniciativa que el Municipio de San Isidro realiza en conjunto con el Consejo Escolar local y la Fundación Éforo para promover en las nuevas generaciones la importancia de la participación y del compromiso social, cívico y político.

El intendente Gustavo Posse participó del lanzamiento de la cuarta edición del ciclo y compartió la primera jornada de debate que llevaron a cabo alumnos de secundarias públicas y privadas del distrito en el Centro Municipal de Exposiciones.

“El programa está buenísimo. Hace cuatro años que brindamos este espacio para que los jóvenes compartan sus ideas y las desarrollen para que se conviertan en políticas públicas”, expresó Posse, quien destacó el nivel de seriedad y compromiso de los alumnos.

El presidente de la Fundación Éforo, Federico Recagno comentó: “Estamos muy felices por haber triplicado el número de participantes. Nuestro trabajo es darles herramientas a los chicos para que desarrollen soluciones que mejoren la comunidad”.

El objetivo de esta iniciativa es promover la aproximación de los jóvenes a las problemáticas cotidianas del barrio desde una perspectiva constructiva, para que los mismos puedan presentar propuestas y obtener soluciones.

La actividad completa está compuesta por cuatro jornadas: en la primera los alumnos de las distintas escuelas del municipio que forman parte del programa se conocen y eligen el tema a abordar; en la segunda deciden cómo lo van a trabajar y lo dialogan con especialistas; en la tercera arman un proyecto y en la cuarta el presidente del Concejo Deliberante recibe las iniciativas de los chicos y las toma para tratarlas en el legislativo.

Mientras debatía sobre la importancia del ahorro de agua, Marianella Natiello, alumna de la Escuela Media 9 de Martínez, subrayó: “Esto nos da la oportunidad de ser escuchados y el espacio para presentar nuestras soluciones a los problemas cotidianos”.

A su lado, Florencia Maldonado, de la Escuela 21 de Villa Adelina dijo: “Estoy muy agradecida al Municipio por brindarme este espacio para que entre todos construyamos un futuro y una sociedad mejor”.

Participando a la par de los chicos, María Damaseno, orientadora social completó: “Me parece que es fundamental que los chicos construyan espacios de debate y compartan las ideas con sus pares de otras escuelas. Realmente, es muy enriquecedor para todos”.

SIN COMENTARIOS