Mariotto recibió las actas secretas de la última dictadura militar

0
237

El vicegobernador Gabriel Mariotto recibió hoy de manos del ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, las reproducciones de las actas secretas de la dictadura cívico militar en las que constan las llamadas “Listas Negras” de artistas, músicos, intelectuales y periodistas censurados desde 1976 a 1983.

La entrega se llevó adelante en el Senado bonaerense y contó con la presencia de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, el ministro de Justicia Ricardo Casal, legisladores, funcionarios y representantes de agrupaciones de Derechos Humanos.

En su discurso ante el cuerpo legislativo, Mariotto destacó la “actitud noble del ministro de Defensa Agustín Rossi de haber conseguido echar luz sobre lo que ya se sabía, que estuvo o estaría, pero que no habíamos podido palpar”.

El vicegobernador subrayó que “estas actas son para que la provincia de Buenos Aires tenga la memoria siempre presente”.

Asimismo agregó que “es una jornada emotiva pero no de emoción liviana, es una emoción que te pone en órbita del futuro que da la dimensión histórica de este proyecto político. Antes era el submarino eco, la tortura y la desaparición como método, hoy hay otros métodos pero que responden a querer reponer en el orden político ese sistema económico de la exclusión y por eso esas actas nos llenan de fuerzas”.

Por su parte, Hebe de Bonafini celebró la decisión del ministro Rossi de socializar los documentos, al asegurar que “no pasa, no es común que estas cosas estén en manos del pueblo”.

En tanto, el ministro Rossi explicó que la documentación consta de 6 tomos con 280 copias de las actas originales de las juntas militares que ocuparon el Poder Ejecutivo en el período 1976-1983.

Agregó que las actas estaban guardadas en cajas fuertes, estantes y un armario, y que fueron halladas por personal de limpieza en el subsuelo del edificio Cóndor, sede de la Fuerza Área, el 31 de octubre del 2013.

La documentación estará accesible a la ciudadanía en la biblioteca de la Legislatura bonaerense.

SIN COMENTARIOS