San Isidro: Consejos para evitar el golpe de calor

0
342

Ante las altas temperaturas, las principales recomendaciones son tomar líquido sin esperar a tener sed y evitar la exposición al sol entre las 11:00 y las 17:00.

Las olas de calor pueden ser peligrosas, especialmente para los bebes, niños pequeños y personas mayores de 65 años. Especialistas del Hospital Materno Infantil de San Isidro aconsejan cómo prevenir el golpe de calor.

“El grupo etario de mayor riesgo son los más chicos y los ancianos, ya que no tienen capacidad de regular la temperatura por el ascenso abrupto de ésta en el cuerpo. Hay que estar atentos con los niños; quizás piden líquido cuando tienen sed, pero es importante darle durante todo el día para que no se deshidraten”, destacó Mariana Gutiérrez, pediatra del Hospital Materno Infantil.

La especialista recomendó ingerir agua, jugos naturales y evitar las bebidas azucaradas.

“Otra de las recomendaciones es el adecuado uso del protector solar factor 30 o mayor. Si utilizamos el del año pasado tenemos que ver la fecha de vencimiento. También las vestimentas claras, livianas y tratar de consumir comidas frescas”, sumó Gutiérrez.

Los signos del golpe de calor en los niños suelen ser la piel seca y colorada en lactantes, dolores de cabeza, nauseas y vómitos. “Ante cualquiera de estos síntomas acudir al centro de salud más cercano”, concluyó la pediatra.

PARA TENER EN CUENTA

Síntomas:

– Nauseas.

– Vómitos.

– Mareos.

– Pérdida del equilibrio.

– Fatiga.

– Dolor de cabeza.

– Dificultades al respirar.

– Desorientación.

– Fiebre (convulsiones en lactantes y niños).

– Pérdida de conciencia en casos graves.

Qué hacer ante un golpe de calor

– Hidratarse (ingerir bebidas frescas, preferentemente agua).

– Enfriamiento inmediato con compresas frías en ingles, axilas y cuello.

– Ventilar al paciente.

– Concurrir urgente a una consulta médica.

Recomendaciones

– Alimentación fresca en sales y minerales (frutas y verduras).

– No exponerse largas horas al sol, sobre todo al mediodía.

– No realizar actividad física al mediodía, ya que es el horario en el que hay mayor radiación solar.

– Hidratarse (agua).

– Tomar sol hasta las 11 y después de las 16 con un protector solar factor 30 como mínimo.

– Usar ropa clara y liviana.

– Recurrir a ventiladores, acondicionadores de aire o paños fríos para mantener fresco el cuerpo. En el caso de los niños y bebes no hay problema en utilizar el aire acondicionado; la temperatura recomendable es entre 20 y 21 grados.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.