En 2017, por el programa de Seguridad de San Isidro se detuvo a más de 2.000 personas

0
123

Los sistemas de Patrullaje Municipal y Cámaras de Seguridad también sirvieron para detectar disturbios, aportar grabaciones en causas judiciales y recuperar vehículos robados.

Durante 2017, los 155 móviles municipales que patrullan las 24 horas las calles de San Isidro y las 1.400 cámaras de seguridad distribuidas en el distrito, permitieron la detención de más de 2.000 personas, un promedio de cinco personas por día.

Las causas principales de detención fueron por portación de arma de fuego, robo, disturbios en la vía pública, posesión de sustancias prohibidas y pedido judicial de captura y paradero, entre otras.

Las filmaciones, supervisadas desde el Centro de Monitoreo, también fueron clave para identificar sospechosos, impedir robos, resolver emergencias médicas, recuperar vehículos robados, colaborar en accidentes de tránsito, detectar disturbios en la vía pública y aportar más de 200 grabaciones mensuales para responder a requerimientos judiciales.

En julio, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, presentó los 25 nuevos móviles para el Patrullaje Municipal, que se sumaron a la dotación de los 130 vehículos existentes. Las 15 camionetas Ford Ranger y 10 automóviles Volkswagen Voyage están equipados con elementos de última tecnología, como cámaras especiales con movimiento horizontal y vertical, zoom y luz infrarroja.

“Fuimos el primer municipio en implementar el patrullaje municipal. No hay manera de proteger al distrito si no es sumando más elementos tecnológicos y recursos humanos para cuidar a las personas”, afirmó Posse.

El subsecretario de Prevención Ciudadana, Federico Suñer, explicó que la adquisición de los 25 móviles 0KM requirió la incorporación y capacitación de nuevos inspectores. También se compraron 100 chalecos antibalas.

“Seguimos demostrando el compromiso del Municipio hacia la población para mejorar la prevención de la seguridad. Por eso contribuimos al trabajo que lleva adelante la Provincia de Buenos Aires”, agregó Suñer.

En San Isidro también se han realizado controles aleatorios de prevención para verificar documentación, tenencia de armas y detección de drogas, lo que complementa a la línea 0800-DROGA que funciona los 365 días del año, es anónima y permitió presentar en la Justicia cientos de denuncias.

SIN COMENTARIOS