“Colibrí, proceso de una escultura”: La nueva actividad de la Central de Procesos de San Isidro

0
178

La iniciativa mostrará los caminos creativos que llevaron a la concreción de la escultura, ubicada en la rotonda de Camino Real y Panamericana, Boulgone. Comienza mañana y estará abierta hasta el 30 de julio en Libertador 16.208.

Quienes hayan pasado por la rotonda de Camino Real y Panamericana, Boulgone, se habrán sorprendido por el gran colibrí que da color al barrio. Pero lo que a primera vista parece una simple escultura, en el fondo esconde no sólo un mensaje sino también un gran trabajo.

Para conocer ese universo, llega Colibrí, proceso de una escultura, una iniciativa para conocer y experimentar los caminos creativos que llevaron a Marcela Cabutti a la concreción de esta obra. La actividad gratuita comenzará mañana y estará abierta hasta el 30 de julio en la Central de Procesos, ubicada en Libertador 16.208.

“Nos interesa que el visitante experimente los procesos creativos de la autora, esa es la esencia de nuestra Central de Procesos. Un espacio de aprendizaje, reflexión y diálogo basado en distintas estaciones que nos permiten acercarnos con la acción a la poética del artista”, explicó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

En una sala, un colibrí, en las dos restantes mesas de trabajo con diversas propuestas para ponerse en acción desde el hacer, el escribir y lo musical. Además, un video permitirá acercarnos a la metodología de trabajo de Cabutti, la investigación previa a la concreción de la escultura, los talleres a su cargo con las escuelas del populoso Barrio San Isidro Labrador, lindero a la rotonda, en el que abordó diversos temas vinculados con la obra, y la compleja tarea de de emplazamiento.

Así, el departamento educativo de Central de Procesos, junto con Cabutti, planteó varias estaciones lúdicas y reflexivas, sobre el modelo constructivo de la escultura, pero también de su relato y de los mitos que rodean al colibrí.

“En una sala con luz negra tendremos un colibrí de 2,60 metros, sonidos de la naturaleza y de aves, y la idea dando vueltas de la visita de las almas de los seres queridos que vienen a decirnos que están bien, como parte de la poética que encierra la obra y la imagen del colibrí”, aseguró Cabutti.

Juegos entre lo visible y lo invisible, cartones, espinillos, tramas de hilos fluorescentes que nos unen, aunque no las veamos, y frases propias escritas en las paredes, en una actividad coordinada por Fabiana di Luca, forman parte de la iniciativa.

La actividad estará abierta de lunes a viernes, de 9 a 18, y los sábados, de 14 a 18, y ofrecerá visitas a escuelas y grupos que se extenderán durante las Vacaciones de Invierno. Para más información, escribir a centraldeprocesos@sanisidro.gov.ar

Colibrí forma parte del Programa de Emplazamiento de Esculturas en Espacios Públicos de San Isidro, que apunta a celebrar las identidades locales y embellecer la vía pública, junto con Tiempo libre, de Gabriel Soifer, Bajo la luna, de Vivianne Duchini, Sobre rieles, de Raúl Pájaro Gómez, y Cincel, de Jorge Gamarra.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.