Una versión moderna de Blancanieves hace cantar a los chicos

0
230

El musical recrea al clásico infantil con varios ritmos como baladas, rock, vals, salsa y hasta rap. Hay funciones hasta el 2 de agosto, a las 16, en el Teatro Don Bosco (Diego Palma 299).

Blancanieves es uno de los cuentos infantiles que nunca pasa de moda. En las vacaciones de invierno, la obra que se presenta en el Teatro Don Bosco de San Isidro (Diego Palma 299) recrea a este clásico con mucho color, ritmo y efectos especiales.

Es una linda historia para disfrutar en familia que logra transmitir momentos de amor, alegría y aventura. La obra, dirigida por Sergio Lombardo, tiene una gran puesta en escena donde más de 20 actores cantan, bailan e interactúan todo el tiempo con los chicos.

“La música es muy variada, hay muchas sorpresas como el espejo que habla y se mueve y a los chicos les fascina. Hay personajes muy divertidos para que todos se sientan identificados, hay mucha interacción”, explica Lombardo.

La obra es un éxito. Durante la presentación los chicos le gritan a Blancanieves para salvarla de las maldades de Máslinda, también cantan, bailan y van hasta el escenario para jugar con las burbujas o la espuma o para mirar de cerca al espejito cuando habla.

Al final de cada función, hacen fila para subir al escenario y sacarse fotos con los actores. Mientras una nena tiraba de su pollera amarilla, la actriz principal, Melanie Malbranc, afirmó: “Es una invitación para que los chicos jueguen con nosotros”; y a su lado el Príncipe -Gonzalo Segovia- completó: “La respuesta de los chicos es increíble”.

Blancanieves-en-vacaciones-de-invierno-B

Giselle Marchegiani es Maslinda, la mala, rubia, con trajes muy brillosos que también recibe el cariño del público. “Los chicos se involucran mucho, me gritan porque no quieren que envenene a Blancanieves. Es muy divertido el contacto con ellos y es una gran sorpresa cuando, después de la obra, quieren sacarse una foto. Es una linda oportunidad para que también sepan que esto es un juego, que le pierdan el miedo a estos personajes que muchas veces los asustan y me parece interesante que entiendan que también podemos ser un poco buenos y arrepentirnos de lo que hacemos”.

Sobre este reconocimiento del público, Lombardo afirmó: “Es un gran orgullo presentar un producto de calidad para los vecinos y que lo disfruten tanto. Este es un espectáculo que vale la pena”.

Laura Scarafía es de San Isidro y es una de las tantas mamás que armó un plan para entretener a sus hijas y algunas amiguitas por la tarde. “Vinimos porque está buenísima y para que disfruten el teatro”, contó. Dos filas atrás, Verónica Castillo coincidió: “Me la recomendaron y me encantó. Es entretenida y muy llevadera”.

Hernán Telio Alsina es uno de los papás que se acercó con su hija Juliana y su sobrina Valentina. En la fila para saludar a los actores dijo que la obra le había gustado mucho y que le había parecido muy entretenida; y Valentina confirmó: “Me gustaron mucho los trajes y las canciones”.

“Vinimos con amigos porque teníamos buenas referencias y es genial. Es una comedia musical muy divertida, atrapó mucho a los chicos que no pararon de mirarla ni un segundo”, comentó Selene Zamora con sus hijas de la mano y concluyó: “Somos de la zona y nos movemos por acá porque ir todos hasta el centro es imposible”.

Hay funciones hasta este sábado 2 de agosto, a las 16, en el Teatro Don Bosco de San Isidro (Diego Palma 299). Entradas, a partir de $35. Más información en www.sergiolombardo.com.ar

SIN COMENTARIOS