Consejo Escolar de San Fernando: “De 80 edificios escolares, 73 tenían problemas de gas”

0

En conferencia de prensa, sus miembros brindaron un detallado informe sobre el estado de los edificios dependientes de la Provincia, y los fondos insuficientes que reciben de su gobierno para ejecutar muchísimas tareas. Se habló de la inspección y adecuación de las instalaciones de gas para su uso seguro, encontrando problemas en su casi totalidad. Las reparaciones comenzaron, mientras que se reclama a la Provincia los fondos faltantes. “Nuestro objetivo es cuidar la vida de los niños, docentes y auxiliares, sin descuidar la educación”, destacó su Presidente, Teresita Piaggi.

Luego del fatal hecho sucedido en una escuela de Moreno, donde fallecieron una docente y un auxiliar por una explosión de gas, el Consejo Escolar de San Fernando mandó a realizar por gasistas matriculados pruebas para detectar fugas en las instalaciones de gas de todas las escuelas públicas dependientes de la Provincia de Buenos Aires. Al respecto, sus autoridades convocaron a una conferencia de prensa que se realizó en la sede del Consejo, sito en Avellaneda y Belgrano, para contar los resultados de la evaluación y los pasos a seguir.

Teresita Piaggi, su Presidente, estuvo acompañada por los miembros Matías del Federico (Vicepresidente), Lucas Echeverría (Secretario) Noelia Ordónez (Tesorera), Rosana Pesaresi y Patricia Boló Bolaño.

Sobre el estado actual de los edificios escolares del distrito, Piaggi expuso: “Las pruebas hidráulicas detectaron problemas en las instalaciones de gas de 73 edificios sobre un total de 80 del continente y las islas. 8 edificios ya se encuentran habilitados luego de las pruebas realizadas por los gasistas matriculados. Estamos esperando recibir nuevos calefactores para instalarlos en las escuelas, para poder habilitar el gas según las normas actualmente vigentes”.

“Recibimos de la Provincia un Fondo Compensador para Infraestructura de aproximadamente $ 400.000 mensuales, que si los distribuimos por los 140 servicios educativos que funcionan en 80 edificios son apenas $ 2.857 por escuela. No tenemos dinero para arreglar todo, porque no sólo es el gas: es techos, electricidad, baños, plomería, pisos que están mal y paredes inestables. Hoy, cambiar un inodoro sale más de $ 4.000, instalar una canilla o el depósito del baño otros $ 4.000; y si se destina esa plata a una escuela, hay que sacarle a otra”.

Y destacó: “Mientras esperamos que la Provincia nos envíe el dinero suficiente para poder pagarlos, el Intendente Luis Andreotti nos hizo una donación de $ 300.000 para que los trabajos sigan adelante; él siempre está junto a nosotros”.

Piaggi agregó: “Estamos entregando una vianda a los chicos que tienen la escuela cerrada, y ahora también desayuno y merienda completos. Propusimos un menú de emergencia para las escuelas que tienen comedor, estén dando o no clase”.
Luego, enfatizó sobre la responsabilidad de abrir o no la escuela: “Si no hay problemas con el gas, el responsable de iniciar las clases es el Director. Pero si el edificio presenta algún problema, el ingeniero de la Dirección Provincial de Infraestructura es quien habilita su apertura, como sucedió en las obras hechas por el Municipio en las Escuelas 20, 28, 21, Primaria 1 y los Jardines 903 y 907”, finalizó Piaggi.

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.