Macri afirmó que su obsesión es que la Argentina empiece a crecer y que baje la inflación

Sobre la crisis del año que terminó, Macri explicó que «pasaron dos cosas simultáneamente que fueron muy graves»: la sequía, que afectó la exportación de granos y el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que dejó sin financiamiento a los mercados emergentes, entre ellos la Argentina.

El presidente Mauricio Macri afirmó que su obsesión «es lograr que la Argentina se ponga en marcha otra vez, que empecemos a crecer, que baje la inflación, que volvamos a generar empleo y reducir la pobreza, que es el principal compromiso que sigo teniendo como Presidente, más allá del retroceso que hemos tenido con todas las tormentas del 2018».

En un reportaje a Radio LU5AM 600, de Neuquén, Macri admitió que «con el aumento de la inflación, lo que habíamos conquistado, como la disminución de la pobreza, volvimos para atrás, pero seguimos en el mismo compromiso».

Agregó que esperaba, «sin hacer pronósticos, que este año la Argentina lentamente vuelva a crecer de la mano del turismo, del agro, de la minería, de la energía, de la exportación de servicios con valor agregado, de las exportaciones industriales, que todas están creciendo».

SIN COMENTARIOS

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.