El Senado aprobó el proyecto de pago soberano de deuda

0
196

La Cámara alta convalidó y giró a Diputados el proyecto de ley de pago local de la deuda externa a los tenedores de bonos que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010.

La iniciativa fue aprobada por 39 votos del oficialismo a favor y 27 en contra de la oposición, con dos abstenciones de los integrantes de UNEN Fernando “Pino” Solanas y de Magdalena Odarda.

El proyecto propone declarar de interés público la reestructuración de la deuda 2005-2010 y el pago soberano local, que comprenda al cien por ciento de los Tenedores de Títulos Públicos de la República Argentina, en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables.

Además, crea en el ámbito del Congreso una Comisión Bicameral Permanente de Investigación del Origen y Seguimiento de la Gestión y del Pago de la Deuda Externa de la Nación.

La Bicameral tendrá por finalidad investigar y determinar el origen, la evolución y el estado actual de la deuda exterior de la República Argentina desde el 24 de marzo de 1976 hasta la fecha, incluidas sus renegociaciones, refinanciaciones, canjes, megacanjes, blindajes y los respectivos pagos de comisiones, default y reestructuraciones.

Por otro lado, el proyecto también introduce la posibilidad de que los tenedores de títulos de la deuda argentina puedan optar por solicitar un cambio en la legislación y jurisdicción aplicable a sus títulos.

En ese sentido, Argentina podrá instrumentar un canje por nuevos títulos públicos regidos por legislación y jurisdicción local o por “legislación y jurisdicción de la República Francesa”.

El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, dijo que “aquellos que hay que pagar son unos tontos” y que “esa es una solución simplista”.

“Hay un juez de la Corte (Ricardo Lorenzetti) que dice que las sentencias hay que cumplirlas. Y los niños de Dios tienen que ser buenos. Pero a veces hay sentencias que no pueden cumplirse”, sentenció.

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Aníbal Fernández, denunció que el plan de los Fondos Buitre es esperar a que llegue un nuevo gobierno que “les diga que sí a la usura que pretenden”.

Fernández agregó que en la oposición “ya hay algunos candidatos a presidente que les van a decir que sí”.

En ese sentido, dijo que el proyecto que el massismo, a través del senador Roberto Basualdo, presentó en el Senado es “para cursar la materia ‘cipayismo 1 y 2’ y sacarse un diez”.

Asimismo, sostuvo que “Argentina no está en default porque le pagó a todo el mundo” y aseguró que “es falso que se hubiera podido renegociar antes de la sentencia de (el juez neoyorquino Thomas) Griesa porque hubiéramos disparado la cláusula RUFO”.

El kirchnerista neuquino Marcelo Fuentes dijo que estaba “convencido” de que el actual diputado nacional y precandidato a presidente, Sergio Massa, “cerró un acuerdo con los Fondos Buitres para cumplir con el fallo de Griesa”.

“Lo que está en juego es la soberanía nacional”, aseguró Fuentes, para luego afirmar que “van a venir a llevarse los pozos no convencionales de gas y petróleo”.

El radical mendocino Ernesto Sanz justificó que el bloque que integra no acompañó la iniciativa argumentando que “esta ley no vino a pedirla el Estado, sino el gobierno que está desorientado”.
“El gobierno no tiene autoridad para pedirnos algo. Antes debió haber traído el arreglo que se hizo con el Club de París”, fustigó Sanz.

Finalmente, el socialista Rubén Giustiniani, fustigó al gobierno al decir que “la estrategia primero era arreglar el frente externo y hoy es repetir ‘Patria o Buitres’”.

SIN COMENTARIOS