Valeria Lynch se presentó en San Isidro a beneficio de la Fundación María Cecilia

0
255

El intendente Gustavo Posse asistió anoche al concierto que la reconocida cantante brindó antes dos mil personas en el Hipódromo local- a total beneficio de la Fundación María Cecilia de Ayuda al Niño Oncológico.

“La obra de la Fundación es un ejemplo para la sociedad, por la garra que le ponen a un servicio que es gratuito. Siempre pensando en dar amor al prójimo”, dijo el intendente Gustavo Posse que fue acompañado por su mujer María Fernanda Nuevo, y el presidente del Concejo Deliberante, Carlos Castellano.

Sobre el recital, Posse agregó: “Valeria Lynch es una excelente persona y el don que Dios le dio, con su talento como artista, lo derrama en la bondad y eso habla de su calidad humana. Creo que el público se emociona con estas iniciativas porque sabe que detrás de un show hermoso hay un objetivo todavía más hermoso”.

Apenas pasadas las 21, la multitud impaciente empezó a aclamar por Valeria que -previo al show- dio lugar para que se presentara el musical El Rey León realizado por alumnos de la Escuela Musical Valeria Lynch.

Luego, la periodista y cantante María Areces -que condujo la gala- resumió la historia de la Fundación María Cecilia, que hace 19 años brinda en forma gratuita tratamiento médico a chicos de bajos recursos con enfermedades oncológicas.

Además, destacó que se trata de la única ONG en Latinoamérica en crear y sostener un servicio propio, público y gratuito, dentro de un hospital municipal como el Materno Infantil de San Isidro.

Acto seguido, ante la ovación del público, la artista salió al escenario y deslumbró con algunos de sus clásicos como Genio y Figura; Me Das Cada Día Más; Señor Amante; y Qué Ganas de no Verte Nunca Más. Desde las butacas, los fanáticos seguían a Valeria, cantaban de pie, y los más valientes invitaban a sus mujeres a bailar.

15080319200_a5c559ebd7

Un momento destacado de la noche fue cuando Areces cantó -como invitada- un tema de su autoría que dedicó a todas las personas que se enfrentan a situaciones difíciles. La periodista también remarcó que fue la propia Lynch quien la incentivó para que empezara a estudiar música.

A continuación, Extraña Dama; Como una Loba; Amiga Mía; y Mentira fue la nueva tanda de éxitos que sonó en la noche donde Lynch -con la voz intacta como en sus primeros años- ya lucía el segundo vestido de los cuatro cambios de vestuario que realizo durante el show.

Otro momento mágico fue cuando la banda Los Latinos subió al escenario para rendirle un homenaje emotivo a la cantante Estela Raval. Con confianza por “los muchos años de amistad”, Lynch bromeó a sus invitados por su edad y look de “pendeviejos”.

La presentación siguió con más sorpresas: a mitad de show, la cantante Patricia Sosa entró en escena y cantó junto con Valeria -a dúo- Yo No Te Pido la Luna.

Cerca del final de la noche, A Cualquier Precio y Mágica Luna sonaron antes de la presentación de los directivos de la Fundación: Lilian Bengtson (presidente); Osvaldo Trotta (vicepresidente y papá de María Cecilia); y Clara Pannunzio (secretaria), quienes agradecieron inmensamente a todos los asistentes por la colaboración con su causa.

“Si todos ponemos un poquito de amor y buena voluntad, ésto funciona. Es cuestión de que todos pongamos el hombro“, aseguró Trotta. A su lado, Pannunzio resaltó que, hace 24 años, cuando María Cecilia necesitaba un trasplante de médula ósea para su tratamiento fue Lynch quien también realizó un concierto en el Tattersall para ayudar a juntar los fondos necesarios. Desde ese momento, la cantante apadrinó la Organización. “Es un ejemplo de persona”, destacó.

Previo a que Adrián Peris, pro tesorero de la Fundación, sorteara vestidos de Valeria y algunas obras de arte, anunció que la recaudación para la ONG superó los 250 mil pesos.

Ese momento, Matías -un chico de diez años que estudia en una de las escuelas de Lynch- que se acercó a retirar un premio junto a su madre, cantó una increíble versión de Libre, de Nino Bravo, que dejó boquiabierto a todo el público, incluida Valeria que bromeó sobre la calidad musical de los alumnos de sus escuelas.

El show, que duró dos horas cuarenta minutos, terminó con un popurrí de clásicos argentinos y con el lema Sí Se Puede dejó emocionadas a las dos mil personas que lo disfrutaron.

“Estoy feliz porque es el segundo año que Valeria me invita a participar de este tipo de eventos. El fin es tan loable. Creo que quienes podemos acceder a los medios de comunicación tenemos la obligación de difundir estas causas “, dijo Areces.

Ya distendida, post show, y mientras comía algo en el pequeño cóctel que el salón organizó, Lynch comentó: “Esto es un trabajo en equipo y yo sólo sumé mi granito de arena. Quiero destacar toda la gente que estuvo y, con esfuerzo, aportó para el concierto. Siempre hay que tratar de abrir el corazón y colaborar en lo que se pueda”.

La cantante también destacó: “La Fundación pone mucho amor a disposición de estos chiquitos que tanto lo necesitan y que, muchas veces, no pueden solventar su tratamiento. Está buenísimo que sigamos adelante con lo que hace la organización. Fue todo muy emocionante, la pasé bárbaro”.

“Fue excelente. La veo siempre por televisión y no dude en venir. Es una genia y el Partido se merece que haya estado una artista como ella”, afirmó Cecilia Beatriz, de Acassuso.

Eduardo Cavanti, de San Isidro, dijo que “fue un orgullo que Valeria se haya presentado en el Tattersall y, sobre todo, por la ayuda que le brinda a la Fundación”.

Nora Lurin, de Villa Adelina, concluyó: “La amo y la seguiría a todos lados, si pudiera. Me parece muy bien lo que hace y sus seguidores sabemos que es una persona noble que ayuda mucho”.

SIN COMENTARIOS