Batakis: “En la gestión Scioli la Provincia dejó de ser una carga financiera para el Gobierno Nacional”

0
115

La ministra de Economía, Silvina Batakis, disertó en la jornada “Desendeudamiento, Sistema Impositivo y Metas de Desarrollo”, organizada por la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires. Resaltó las reformas impositivas y la sustentabilidad fiscal.

En su exposición, la Ministra destacó que “en la gestión de Scioli la Provincia dejó de ser un carga financiera para el Gobierno Nacional, porque alcanzamos el equilibrio financiero y la sustentabilidad fiscal”.

“El Gobernador cuando asumió realizó 4 reformas fiscales de envergadura en la Provincia, que reforzaron una estructura tributaria que hoy es progresiva y pro-productiva, que permitió aumentar la recaudación de ingresos propios de 51 a 62 cada 100 pesos, gravando a los sectores que mayor capacidad contributiva tienen”, explicó Batakis, quien agregó “un estado que no recauda no tiene destino”.

La titular de la cartera económica también se refirió al desendeudamiento que tuvo en estos últimos cinco años la Provincia y sostuvo que “es importante recordar que en 2007 necesitábamos 13 meses de recaudación para pagar la deuda, hoy necesitamos 6, y nuestras proyecciones indican que en 2015 se necesitarán 3 meses”. Agregó que  “si observamos el comportamiento de la deuda en relación al Producto Bruto podremos ver que también se redujo del 12% al 8,5% del PBG”.

Batakis concluyó asegurando que “si bien hoy están dadas las condiciones para encarar la etapa del desarrollo, debe haber alguien que con la decisión y voluntad política para transitar ese camino de la mejor manera porque debemos pensar un país que siga promoviendo al sector industrial para poder generar empleo de mayor calidad, porque  la mejor forma de gobernar es dando trabajo”.

La jornada tuvo lugar en el Salón Auditorio del Anexo de la Cámara de Diputados, y en la mesa de expositores, la Ministra estuvo acompañada por los diputados Dario Golia, Walter Abarca y los economistas Gerardo De Santis y Agustín D´attellis.

SIN COMENTARIOS