Cristina llegó a Roma y crece la expectativa por su reunión con el Papa

0
110

La Presidenta arribó a las 9.40 (hora argentina) para reunirse mañana con el pontífice en Santa Marta, donde compartirán un almuerzo. Será su cuarto encuentro desde que Bergoglio llegó al Vaticano.

Tras el almuerzo al que fue invitada por el Sumo Pontífice, la jefa de Estado viajará a Nueva York para participar de la 69°Asamblea General de Naciones Unidas.

El embajador argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, describió como “grandísimas” las expectativas sobre la reunión que concretarán mañana la presidenta argentina y el papa Francisco.

“La expectativa es grandísima” afirmó hoy Cafiero en la sede diplomática argentina ante la Santa Sede, a la vez que resaltó “las cualidades de ambos líderes” y aseguró que cada vez que se han encontrado los mandatarios “ha sido positivo para la Argentina”.

El diplomático calificó la relación entre ambos Estados como “excelente” y rechazó los rumores de una supuesta preocupación en la Santa Sede sobre la situación política de nuestro país al afirmar que el Vaticano “no tiene ninguna duda sobre la sanidad, fortaleza y proyección de la vida democrática en Argentina”

“En mi relación como embajador, que converso cotidianamente y tengo una colaboración permanente con las autoridades del Vaticano, jamás en los seis años que llevo aquí se planteó este tema”, aseguró hoy en diálogo con Télam.

Unas de las acciones recientes que destacan el buen momento de las relaciones entre el Vaticano y la República Argentina, fue la reglamentación por parte de la presidenta de la Nación de la ley que declaró de interés nacional a la Red Mundial de Escuelas para el Encuentro-Scholas.

La norma, aprobada por unanimidad en la Congreso Nacional, le brinda el reconocimiento del Estado argentino a estos organismos educativos, que forman parte de un proyecto educativo promovido personalmente por Francisco.

Por su parte, el titular de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Buenos Aires, Carlos Accaputo, aseguró que el papa Francisco “es solidario con los intereses” de la Argentina en el marco del litigio judicial con los fondos buitre y sostuvo que es posible que ese sea uno de los temas que se toquen durante el almuerzo del sábado próximo.

En el marco de su participación de la jornada “Política internacional y problemas políticos derivados del endeudamiento externo”, realizada en la Universidad de Lanús, Accaputo, que es uno de los hombres de confianza del Papa en Buenos Aires, señaló que “es importantísimo que se puedan reunir, que puedan charlar, que puedan compartir, que puedan intercambiar ideas, visiones, y me parece que eso es así”.

“Es el tipo de relación que tienen. Una relación muy honesta en la cual se comparten las cosas”, agregó.

Días antes del encuentro, durante su visita a Buenos Aires, el oficial de protocolo del Vaticano y estrecho colaborador del papa Francisco, monseñor Guillermo Karcher, se refirió a la relación entre nuestro país y el Vaticano a la calificó como “óptima”.

“Es una relación óptima y eso tiene que ver con las relaciones con los Estados y con ese afecto que une a cada papa con el propio pueblo y con el propio gobierno”, apuntó Karcher, quien se desempeña desde hace 25 años en el Vaticano.

“No hay nada excluido”, señaló en relación a la agenda que tratarán los mandatarios aunque dejó la puerta abierta a la posibilidad de que aborden el conflicto con los fondos buitre, dado que “todo es parte de una conversación muy amplia”.

“Es importantísimo que se puedan reunir, que puedan charlar, que puedan compartir, que puedan intercambiar ideas, visiones, y me parece que eso es así. Es el tipo de relación que tienen. Una relación muy honesta en la cual se comparten las cosas”, agregó.

El almuerzo el Sumo Pontífice y la jefa de Estado argentina se concretará este sábado a partir de la invitación que oportunamente Francisco le realizó a Cristina Kirchner.

El convite fue cursado a través de una carta personal enviada por medio del dirigente justicialista Eduardo Valdés, quien estuvo recientemente en el Vaticano e hizo de nexo para que llegara a la Presidenta.

La breve e informal misiva comenzaba diciendo: “Cristina, en primer lugar le agradezco sus saludos y los retribuyo. Sigo rezando por la salud de su mamá”, Ofelia Wilhelm, quien había sido hospitalizada el mes pasado en el sanatorio Otamendi de esta capital.

“Sé que alrededor del 20 estará cerca de aquí, o al menos más cerca que desde Buenos Aires. Para mí, sería un gusto si aceptara pasar por Santa Marta para el almuerzo del 20”, afirmaba en relación a la participación de Cristina en la 69ª Asamblea de Naciones Unidas que se desarrollará entre el 22 y el 25 de septiembre en Nueva York.

“Estos días fueron muy movidos debido tanto al partido interreligioso por la paz como por el Encuentro de Scholas, que salió bien. Los argentinos se hicieron notar”. Y concluía: “Le pido, por favor, que no se olvide de rezar por mí. Que Jesús la bendiga y la Virgen Santa la cuide. Cordialmente. Francisco”.

SIN COMENTARIOS