Otros 19 comercios fueron infraccionados en diferentes barrios

0
99

El Municipio labró actas por deudas y falta de habilitación a locales de San Martín Centro, Villa Maipú y Villa Ballester. 

En el marco de los Operativos de Fiscalización Masiva que se vienen desarrollando, el Municipio realizó nuevos controles en 139 locales de San Martín centro, Villa Maipú y Villa Ballester, que culminaron con 19 comercios infraccionados y 5 en instancia previa a la clausura.

Al respecto, el subsecretario de Administración Pública y Presupuesto, Héctor Grosso, afirmó: “El control de la evasión en las zonas de mayor flujo comercial es uno de los objetivos más importantes de la gestión, y hay acciones planificadas para continuar esta tarea en puntos clave del partido”.

Y agregó: “Es importante destacar que todo incumplimiento en el pago de tributos supone una pérdida de ingresos para los vecinos del Municipio, ya que son recursos esenciales para seguir mejorando la seguridad y brindar nuevos servicios de cara a los vecinos”.

En ese sentido, en lo que fue una segunda visita a los locales de San Martín centro, se dio un último aviso a 76 establecimientos, de los cuales a 7 se le labraron actas de clausura por registrar deudas superiores a $20.000.

Además, se realizaron actas de infracción a 12 comercios de la Av. Illia, en Villa Maipú, por falta de habilitación. En esta zona de importante actividad comercial, especialmente del rubro automotriz, se advirtió por última vez a un total de 58 locales.

Por último, en Villa Ballester, se entregaron 5 resoluciones a los contribuyentes que no respondieron las actas de clausura labradas en operativos anteriores y próximamente serán clausurados.

En estos operativos, el Municipio incorporó nueva tecnología –tablets e impresoras- y recurso humano para garantizar la transparencia de los procedimientos e incrementar el control a los contribuyentes, en el marco de una firme política de lucha contra la evasión.

De esta manera, a través del Sistema de Información Geográfica (SIG) incorporado el año pasado, se selecciona la zona a controlar, priorizando aquellas áreas de alta densidad comercial, para después intercalar lugares periféricos.

Luego, desde un nuevo sistema web, se solicita al director del área la aprobación de la orden de fiscalización masiva, por lo que queda registro de la zona, de los agentes involucrados en cada operativo, y del equipamiento informático asignado, información que puede ser consultada de forma online por los contribuyentes visitados.

SIN COMENTARIOS