El Municipio de Zárate y Aguas de Zárate trabajan intensamente para solucionar problemas en la red de agua

Ante las altas temperaturas, el Municipio y Aguas de Zárate, redoblaron esfuerzos para emprender trabajos de reparación en caños y la colocación de nuevas bombas en distintas partes del distrito para que la red de agua potable funcione adecuadamente y pueda abastecer los hogares de las vecinas y vecinos.

El intenso calor, juega un papel deficitario en la provisión de este recurso, así lo explicó, el Subsecretario de Servicios Públicos municipal, Jorge Mangiantini: “la falta de agua se da por varios factores. Por un lado, el clima hace que caiga la tensión eléctrica, y esta situación genera que algunas bombas salgan del servicio. En ese lapso, hay menos presión de agua hasta que se reestablezca la energía. En segundo término, por la pandemia, hay más consumo por parte de la gente que permanece en sus casas”.

Desde los barrios periféricos al nudo urbano de Zárate, hay trazados que se fueron construyendo desorganizadamente, se hicieron cañerías o mangueras precarias para la provisión, por lo cual, ante el calor, enseguida se nota la falta de presión de este recurso tan preciado en el verano. “Rápidamente se observa que la gente tiene menor caudal de agua, por eso insistimos en la toma de conciencia para el uso racional, eso favorecerá la circulación en beneficio de los vecinos”, dijo Carlos Mámmoli, presidente de la SAPEM Aguas de Zárate.

Otro factor que influye es que, ante la imposibilidad de salir de vacaciones, muchas familias optaron por comprar piletas de lona, situación que genera que el agua deba renovarse más seguido y ese mayor consumo, se nota en la red. “Incluso mucha gente las desagota en veredas, algo que tampoco está bien”, aclaró Mangiantini.

El Municipio emprendió varias obras para la colocación de nuevas bombas en la Avenida Santa Fe y Pavón, hoy en un 80% de avance de obra, faltando conectar la bajada de energía eléctrica, en la avenida España y calle 20, en un 70 por ciento, y en Lima arrancó hace una semana, la perforación para instalar una bomba en las calles 5 y 16.

En breve, llegaran los fondos provenientes del Ministerio de Obras Públicas, que gestionó el intendente Osvaldo Cáffaro, para una segunda etapa de colocación de bombas. “trabajaremos en Almafuerte y Larrea, barrio Malvicino, Perú y Avenida Antártida Argentina, y en Lima, en la calle 7 y 20. También, en esta localidad se está por concluir una bomba chica pero que abastecerá la zona de Granja 8. Vale aclarar, que en Lima el agua, a diferencia de Zárate, se impulsa al tanque de reserva que luego redistribuye a toda la ciudad”, comentó Mangiantini.

El valor de reparar las pérdidas

Desde fin de año, el Municipio, inició, por medio de licitaciones, la reparación de 300 pérdidas de agua en distintos puntos del distrito. “Afortunadamente ya arreglamos 200, y en breve se iniciará la refacción de otros 100 pozos que también le quitan caudal a la red”, contó Mámmoli.

Otra situación que disminuye el servicio es el uso de bombas centrífugas que chupan el agua directamente de la red, algo ilegal, y que sólo resta presión para perjudicar a los vecinos de al lado del hogar o de la cuadra. Para ello también, se están realizando inspecciones en domicilios, para desalentar el uso de este sistema, que sólo perjudica el buen funcionamiento del caudal.

Finalmente, se realiza un trabajo de contención y asistencia a familias que carecen del servicio mediante camiones cisternas que se trasladan a los puntos críticos. Ante cualquier inconveniente, las familias afectadas pueden llamar al siguiente teléfono de atención: 03487-434300.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.