Advierten que sólo el 56% de los diabéticos sigue un tratamiento

0
164

Más de la mitad de las personas que padecen diabetes no asiste habitualmente al mismo lugar de atención y sólo el 56 por ciento sigue un tratamiento, advirtió hoy el Ministerio de Salud, que destacó el impacto de esa enfermedad que afecta a cerca de 3 millones de personas en el país.

La cartera sanitaria subrayó la importancia de seguir los tratamientos médicos vigentes e informó que según datos de la última Encuesta nacional de factores de riesgo (ENFR), realizada el año pasado, la prevalencia de diabetes se mantuvo estable desde 2009, “afectando principalmente a los sectores de niveles educativos bajos y a las mujeres”.

“Observamos que se mantiene la tendencia de 2009 en cuanto a la prevalencia de diabetes. Si bien es un dato positivo, tenemos que estar alertas por el crecimiento del sobrepeso y la obesidad, que están directamente relacionados”, apuntó el ministro de Salud Juan Manzur con motivo del día mundial de la enfermedad, que se celebra el 14 de noviembre.

Sin embargo, “más de la mitad de la población no elige un lugar habitual para su tratamiento, lo que dificulta la adherencia, el seguimiento del paciente y los controles”, señaló el director de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, Sebastián Laspiur.

En el proceso de atención, el 59 por ciento de los pacientes con cobertura de salud tiene un lugar habitual de seguimiento, mientras que en el caso de pacientes sin cobertura asiste al mismo centro el 50 por ciento.

“Sólo el 13,5 por ciento de las personas con diabetes que no cuentan con obra social se atiende en centros de atención primaria de la salud, cuando el 90 por ciento debería hacerlo, porque la tendencia es dirigirse directamente a los hospitales”, explicó Laspiur, quien precisó que “desde hace tiempo estamos trabajando en la implementación en todo el país de un nuevo modelo de atención para las personas con enfermedades crónicas, para mejorar los servicios de salud y trabajar sobre el seguimiento de los pacientes”.

La ENFR reveló además que el 76,8 por ciento de la población se realizó controles de glucemia en 2013, mientras que desde 2005 se registró “un crecimiento notable de la población con diabetes que sigue un tratamiento farmacológico, pasando del 33,5 al 56 por ciento”.

Existen dos tipos de diabetes: la de tipo 1, donde no hay producción de insulina -por lo que el organismo no pasa los azúcares a los tejidos-, comienza generalmente antes de los 30 años y su tratamiento requiere un plan de alimentación adecuado y la aplicación de inyecciones.

La diabetes tipo 2, que es la forma más común, suele comenzar después de los 40 años, aunque se observa en forma cada vez más frecuente en jóvenes y adolescentes. Los pacientes que la sufren producen insulina, aunque la misma actúa de forma inadecuada.

Las personas más propensas a contraer la enfermedad son mujeres que sufrieron diabetes gestacional, aquellas cuyos hijos nacen con un peso mayor a 4,5 kilos, quienes tienen familiares diabéticos y las personas con sobrepeso, obesidad, enfermedad cardiovascular o hipertensión arterial.

“Es muy importante seguir profundizando la tarea de promoción de los hábitos saludables de alimentación, actividad física y control del consumo de tabaco, para prevenir la diabetes y otras enfermedades crónicas”, subrayó Laspiur.

SIN COMENTARIOS