Andreotti entregó certificados a 150 chicos que cumplieron pasantías en oficinas municipales

0
184

El Intendente de San Fernando felicitó a los jóvenes que se inscribieron en el Programa de Pasantías No Rentadas, les agradeció su voluntad y esfuerzo para desempeñarse en tareas del Municipio y anunció grandes cambios para el año próximo. “Queremos convencer a los chicos de que con esfuerzo tendrán una mejor vida y por eso es importante estudiar. La educación, el trabajo y la inclusión igualan oportunidades”, dijo.

El Programa de Pasantías No Rentadas de la Secretaría de Educación, Cultura y Contención Social llegó al final de un año muy productivo para los 150 chicos sanfernandinos que tuvieron sus primeras prácticas laborales en diversas áreas municipales, antes de egresar de la secundaria. El Intendente Luis Andreotti entregó certificados a los participantes.

En el Museo San Fernando de la Buena Vista se realizó el acto en que se premió la voluntad y empeño de los jóvenes del programa. Allí se dieron cita los directivos de las 17 instituciones comprometidas, familiares de los estudiantes, el Presidente del Honorable Concejo Deliberante, Santiago Aparicio; la Presidente del Consejo Escolar, Andrea Lucena; funcionarios y concejales.

El Jefe Comunal dijo que el proyecto “es muy enriquecedor”, y opinó: “A ellos les sirve tener una experiencia de trabajo y conocer los servicios públicos del municipio. Queremos convencer a los chicos de que con esfuerzo tendrán una mejor vida y le harán bien a la sociedad. Es importante que sigan estudiando porque la educación, el trabajo y la inclusión igualan oportunidades”.

“Debemos trabajar mucho en el tejido social para que sea un distrito seguro, sin violencia y con buena calidad de vida. Tuvimos 200 años de generaciones trabajadoras, gracias a las que disfrutamos un San Fernando tan lindo. Debemos pensar en el futuro de nuestros hijos y nietos”, expresó luego.

Seguidamente, Andreotti agradeció “a los empleados municipales y al jefe del programa Fernando Lynch, porque han tratado muy bien a los chicos”. Y anunció: “El año que viene vincularemos el programa con la Dirección de Empleo y el Centro Universitario Municipal”.

Por su parte, la Secretaria de Educación, Cultura y Contención Social, Alicia Aparicio, comentó: “Este programa lo hacemos en conjunto con las escuelas del distrito, les ofrecemos 20 días hábiles de pasantías de 4 horas en turnos mañana y tarde, para que tengan su primer trabajo de acuerdo a lo que van a querer hacer en el futuro. Muchos definen su carrera a partir de esta experiencia”.

Según precisó la funcionaria, en el 2013 tuvieron pasantías 83 jóvenes, por lo que haber llegado a 150 es un gran logro. La funcionaria aseguró así que “el programa está creciendo mucho, con muy buena participación de las escuelas públicas y privadas”.

Adelantó también algunos cambios para el 2015 que ampliarán los objetivos del programa, además de incluir un mayor número de beneficiarios: “Pensamos agregar 2 meses y brindar cursos como manejo de currículum, ART, preparación para entrevistas y otros temas que les permitan acceder mejor a un trabajo, además de dar orientación vocacional”.

Varios pasantes se animaron a contar su experiencia. Entre ellos, Luciano Castro, quien ya dejó su currículum en el Área de Ingresos y Cuentas Corrientes, dijo: “Lo pasé bastante bien, el ambiente fue agradable y mi jefa me trataba excelente, espero poder seguir trabajando ahí ya que es lo que se relaciona con economía, la carrera que voy a seguir”.

Constanza Chávez, quien cumplió el régimen en la Dirección de Comunicación Social, Prensa y Difusión, y decidió estudiar periodismo el próximo año, dijo: “El colegio me presentó la idea y me anoté porque me daría experiencia para futuros trabajos. Aprendí a hablar con la gente y qué preguntas hacer”. Paula Marín, fotógrafa que la acompañó en la oficina, valoró también el aprendizaje y dijo: “Lo pasé muy bien, me sentí cómoda y mis compañeros me apoyaron”.

Y Julieta Etchenique, contó emocionada cómo le fue en el Taller Protegido para la producción de personas discapacitadas: “Fue muy emocionante, aprendí mucho, sentí el cariño de quienes trabajan ahí y me hubiese quedado con ellos. Fue una experiencia muy linda, y si Dios quiere seguiré estudiando para cuidar chicos especiales”.

Por último, Lucas Tabares, quién se desempeñó en la Oficina de Gestión de Impuestos Descentralizados, aseveró que la experiencia “fue bárbara” y que el sistema “es genial para quienes están en el secundario”.

SIN COMENTARIOS