Posse, en General Rodriguez: “No invertir en hospitales públicos es abandonar a la gente”

0
87

El intendente de San Isidro recorrió esta localidad bonaerense, donde visitó el Hospital Interzonal General de Agudos.

“No invertir en hospitales públicos es abandonar a la gente, no importa si es responsabilidad de la Nación, Provincia o Municipio”, apuntó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, durante su recorrida por la localidad bonaerense de General Rodríguez.

El jefe comunal sanisidrense visitó el Hospital interzonal General de Agudos Vicente López y Planes donde habló con médicos, enfermeros y pacientes. “Esta es la realidad de muchos hospitales y centros provinciales. Vine para conocer las condiciones en que las se trabaja y veo que hay muchas dificultades”, criticó.

La situación del hospital es particular: el Vicente López es uno de los que, en 2008, se incluyó en el Plan de Construcción de Hospitales del Bicentenario de la Provincia junto a otros centros de salud que todavía están en construcción en localidades del conurbano bonaerense. Son dos en La Matanza (Rafael Castillo y Laferrere); uno en Esteban Echeverría; uno en Ituzaingó; y otro en Escobar; el sexto, en General Rodríguez, jamás se hizo.

!cid_3FF19B17C0764C32AA46C9EFF1E16225@dhipolito

La partida presupuestaria preveía una inversión de 300 millones de pesos y un plazo de ejecución de –como máximo– dos años. “Ya pasaron siete años y la obra todavía no empezó. No se puede esperar más. Esto lo tiene que resolver La Nación o la Provincia. La salud requiere que estemos al lado de la gente, requiere planificación y ejecución de obras”, criticó Posse.

Más de mil personas trabajan en el Hospital Vicente López de General Rodríguez, y allí se atienden pacientes que llegan desde localidades vecinas como Moreno, Pilar, San Miguel, e incluso del interior de la Provincia.

“El hospital va a cumplir 100 años, es viejo y como no se le prestó la atención correspondiente, el deterioro está a la vista: no hay médicos, porque los residentes se van a las clínicas porque cobran más; el edificio se vino abajo porque hace mucho y ahora cuesta arreglarlo; además no hay insumos, los enfermeros y médicos trabajan con lo que pueden, hacen lo imposible para seguir adelante y que todos los días les compren los materiales que necesitan”, detalló Héctor Díaz, trabajador no profesional del Hospital.

En cuanto a los reclamos por parte de los empleados, Díaz agregó: “Hacemos asambleas para que el Ministerio envíe el dinero que necesitamos. Vamos a hacer un planteo para que el ministro nos dé una solución”.

Después de recorrer todos los pisos del Hospital, un edificio gigante y muy deteriorado, Posse concluyó: “Toda esta área metropolitana tiene problemas en común en salud, educación, trasporte público, tránsito y medio ambiente. Hoy vimos muchas dificultades y cuestiones a superar. Nuestro mensaje es que todas las obras que hicimos en San Isidro en materia de prevención social, seguridad y salud pueden trasladarse en gran escala a otros lugares de la Provincia”.

SIN COMENTARIOS