Consejos y cuidados para el verano

0
124

El Municipio de Tigre recomienda tomar precauciones contra las temperaturas elevadas esperadas para esta época. En especial los bebés, chicos, mayores de 65 años y personas que padecen enfermedades crónicas.

Según información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para los meses de Enero y Febrero se pronostican térmicas alrededor de los 33°C para la zona de Tigre y el resto del GBA Norte. Por ese motivo, el Municipio comunica una serie de consejos otorgados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para prevenir, minimizar y reaccionar ante los posibles riesgos vinculados con las olas de calor excesivo.

La mayoría de los trastornos causados ocurren debido a que la víctima ha estado expuesta a una temperatura excesiva o ha hecho demasiado ejercicio para su edad o condición física. Los ancianos, niños pequeños, enfermos y personas obesas tienen mayores probabilidades de sucumbir al calor extremo.

En consecuencia, las personas que residen en zonas urbanas corren un mayor riesgo de sufrir efectos negativos, ya que el asfalto y el concreto retienen el calor por más tiempo y lo liberan paulatinamente por la noche, produciendo temperaturas nocturnas más altas.

Las personas mayores  deben tener especialmente cuidado, debido a que el calor les puede provocar cansancio, confusión e incluso ataques al corazón, como también empeorar las condiciones existentes de enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Frente a las olas de calor extremo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda lo siguientes cuidados:

Para bebés, chicos, mayores de 65 años y personas que padecen enfermedades crónicas:

  • Tomar mucha agua durante todo el día.
  • Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, lavados previamente con agua limpia.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, dulces o infusiones calientes.
    • Usar ropa suelta.
  • No realizar ejercicio físico en ambientes calurosos. Tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre.
  • Protegerse de los rayos ultravioletas con protectores solares.

 

Especialmente, para lactantes y niños muy pequeños:

  • Darles el pecho a los lactantes con más frecuencia.
  • Hacerlos beber agua fresca y segura.
  • Trasladarlos a lugares frescos y ventilados.
  • Ducharlos o mojarles el cuerpo con agua fresca.

 

Si sufren algún síntoma grave producto de las altas temperaturas pueden llamar al Sistema de Emergencias Tigre al 4512-9999/8/7, pero lo importante es concientizar a los adultos mayores y a las familias con bebés más chiquitos sobre la importancia de tomar estas precauciones.

SIN COMENTARIOS