En San Isidro se celebró la fiesta patronal de la virgen de Lourdes

0
68

El intendente Gustavo Posse acompañó a los cientos de fieles que, ayer por la tarde, participaron en la procesión y misa en la iglesia de Beccar.

En una de las fechas más esperadas por la comunidad cristiana de San Isidro, ayer por la tarde cientos de fieles celebraron la fiesta patronal de Nuestra Señora de Lourdes.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, asistió a la procesión y misa que se realizó en la iglesia ubicada en Gervasio Posadas 312 (Beccar).

“Vengo como vecino porque nací en este barrio y, tanto esta parroquia como su comunidad, significan mucho para mí. La celebración es muy linda y es un lugar ideal para el encuentro”, afirmó Posse en la entrada de la iglesia.

La celebración empezó pasadas las 19, con una procesión en la que la imagen de la Virgen de Nuestra Señora de Lourdes recorrió las calles, junto a sus fieles que cantaron y rezaron en todo momento; y terminó con una misa a cargo del obispo de San Isidro, Monseñor Oscar Ojea, acompañado por el párroco de la iglesia anfitriona, Padre Guillermo Carbó.

!cid_215010590DDA4888A4643262AFA39583@dhipolito

“Es muy importante que en la Diócesis exista una iglesia como esta porque la vocación de Lourdes es sumamente importante. Es una virgen que comprende el sufrimiento humano, el dolor y se inclina ante él”, explicó Ojea.

“Siempre dedicamos una oración especial para todos los enfermos, ya que Lourdes es la patrona de ellos, y vivimos plenamente un encuentro que nos hace crecer como comunidad”, aseguró Carbó.

“Es una maravilla. Para mí la virgen de Lourdes es la fe, en todo sentido. Acá me casé y bauticé a mis hijos“, comentó Graciela Carleo, que es catequista y hace más de 20 años trabaja en esa iglesia.

!cid_45B69F27D1254182A832056BA4A65DD5@dhipolito

Marta Elena González -que se definió como una de las “primeras gemelas nacidas en Beccar”-, dijo entusiasmada: “Amo esta iglesia”.

“Para mí es pura felicidad. Queremos mucho a la virgencita y mi mensaje es que tenemos que ayudarnos entre todos”, concluyó Deolinda Romero, también de Beccar y voluntaria en el comedor de la parroquia que brinda comida a la gente de bajos recursos.

SIN COMENTARIOS