Arlía: “Habiendo hecho la medición estamos tomando la decisión de reabrir al tránsito una de las manos del puente”

0
104

El ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Arlía, confirmó en declaraciones radiales que “el puente Guerrero, que se encuentra sobre el Río Salado en la Ruta 2, nunca tuvo peligro de derrumbe”.

“Pedimos disculpas a los usuarios, cerramos el puente al tránsito vehicular por una cuestión de seguridad porque queríamos verificar la situación”. “El puente no sufrió riesgo de derrumbe en ningún momento, ayer y anteayer se hicieron trabajos de fortalecimiento para estar más seguros. Se trabajó con maquinaria pesada por lo cual eso indica que no corre peligro de derrumbe”. “Se hicieron trabajos de nivelación y el puente se mantuvo inalterable”.

“Habiendo hecho la medición estamos tomando la decisión de reabrir al tránsito una de las manos del puente”. “El problema en el puente fue advertido por el concesionario que es el encargado de la seguridad en la Ruta 2. Luego de eso lo verificamos con los equipos de Vialidad de la provincia y de la Dirección Hidráulica porque debajo está el Río Salado”.

“Lo asociamos a un trabajo de las empresas contratistas para la construcción de un puente ferroviario paralelo a esto. Hubo mala praxis en la construcción de la obra porque se taparon 8 de los 12 ases de luz para que corra el agua del río”. “Para devolver la fortaleza sobre el puente se están haciendo trabajos de fortalecimiento que lo hacen las empresas contratistas, y se ordenó la apertura de más lugares de escurrimiento de agua”.

SIN COMENTARIOS