Gran cierre del carnaval de San Isidro con Los Totora y Marí Marí

0
270

Más de 70 mil personas disfrutaron a puro ritmo, baile y alegría los festejos en las calles de Boulogne y Martínez. El intendente Gustavo Posse acompañó a los vecinos en las celebraciones.

“Sumergite en la locura explota el carnaval, es un diluvio de alegría hay que disfrutar”, cantaban, a todo volumen, las estrofas de la música que acompañó a la comparsa Marí Marí de Gualeguaychú en el cierre de los carnavales de San Isidro.

Los versos reflejan el clima de diversión, ritmo, baile, color y -especialmente- mucha felicidad, que se vivió durante el fin de semana largo en el corazón de Boulogne y Martínez.

Carnaval-para-Prensa-D

Más de 70 mil personas salieron a las calles, el sábado y lunes, para disfrutar de la iniciativa y acompañar a las murgas locales que brillaron con sus disfraces y música en la antesala de los shows más esperados: Los Totora y la comparsa entrerriana.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, concurrió a las celebraciones junto al presidente del Concejo Deliberante, Carlos Castellano.

“Esto es pura alegría y fomenta el encuentro en familia, con amigos, al aire libre y en los espacios públicos. Todas las escuelas de las murgas participantes dan la posibilidad de que los chicos estén fuera de las calles, trabajen y se entretengan”, afirmó Posse.

Carnaval-para-Prensa-B

A su lado, Castellano agregó: “Para las murgas es un orgullo poder mostrarse frente a su gente. Vivimos una enorme fiesta donde los sanisidrenses sociabilizan y se divierten en comunidad”.

Ambas jornadas comenzaron pasadas las 19 con el desfile en el que más de mil murgueros, de entre dos a noventa años, convirtieron durante horas los barrios en un corsódromo y recibieron la ovación constante de los presentes.

Las bandas participantes fueron: Locos por el ritmo de San Isidro, Los Galanes de Villa Jardín, Simpáticos por Costumbre, Los incomparables, Los Soñadores de Boulogne, Los Apasionados de Boulogne, Los Auténticos de Boulogne, Los Elegantes de Boulogne, Los Soñadores de Beccar, Los Distinguidos de Boulogne, Los Locos del Ritmo y Los Divertidos de San Isidro.

Cintia Schieffer, vecina de Boulogne, resaltó: “Conmueve porque hay un montón de gente en las calles. Es la primera vez que vengo y lo noto muy completo”.

Gregorio Badilá, con su hijita Sofía en brazos, remarcó la importancia de que el Municipio haya organizado los festejos para que los chicos sepan qué es vivir el carnaval.

Carnaval-para-Prensa-C

El primer día, pasadas las 23.30, uno de los grupos más populares del momento, Los Totora, salió a escena ante una multitud que nunca paró de cantar y bailar sus clásicos.

La presentación la realizó el conductor Joaquín “Pollo” Álvarez, que asistió al evento acompañado de su novia, la modelo y conductora, Ivana Nadal.

Los momentos más fuertes del show se vivieron cuando sonaron “Márchate ahora”, “Déjame llorar”, “Propuesta indecente” y “Moviendo los pies”.

“Para nosotros es un recital muy especial y lo disfrutamos porque es para todas las edades. Vienen desde los más chiquitos hasta los abuelos y eso nos llena de alegría ya que nos parece excelente que desde un gobierno se estimule la parte cultural”, aseguró Juan Ignacio Giorgetti, tecladista de Los Totora.

Carnaval-para-Prensa-E

Animadísimas bailando y “fanáticas a muerte” de Los Totora, las hermanas Luisina y Luján Gutierrez, oriundas de Boulogne, dijeron que les parecía genial poder ver gratis a la banda porque no siempre es fácil pagar una entrada.

“Está buenísimo, la rompen toda”, contó Manuel Pieres, de Beccar, mientras cantaba con su novia.

“Me gusta mucho, está re bueno. Es la primera vez que los veo y es muy importante que sea para todos porque hay muchas personas que no los conocen”, comentó Mariana Peyrano, de Boulogne.

El segundo día, también pasadas las 23.30, hizo su presencia en escena Marí Marí, que por segundo año consecutivo volvió a deleitar a San Isidro con su espectáculo.

Los niños y adolescentes miraban eufóricos los trajes llamativos, mientras jugaban con los tarros de espuma, que no faltó en cada minuto de los festejos.

“Es un orgullo tener a la comparsa en el distrito. Permite la comunión entre las murgas emergentes y consagradas”, enfatizó Posse.

Acompañada de dos amigas, Gisella Polman, de Villa Adelina, dijo que le parecía increíble el nivel de baile que tenía Marí Marí.

“Me gusta absolutamente todo pero en especial el físico de los muchachos”, exclamó, entre risas, Estela Molinari, de Martínez.

“No dudé en venir porque la agenda cultural de San Isidro es única en el país”, concluyó Veronica Batista, que se acercó desde Carapachay.

SIN COMENTARIOS