Cristina Fernández entregó la jubilación 450.000 por moratoria

0
231

Se trata de la segunda etapa de inclusión previsional lanzada en 2014. Además, la jefa de Estado indicó que durante este año se alcanzará la universalidad de la cobertura jubilatoria. Participó también del acto el Director Ejecutivo de la ANSES, Diego Bossio.

“Tenemos que recordar que las jubilaciones no solo estaban congeladas antes de 2003, sino que les descontaron el 13% de sus haberes a jubilados, docentes y empleados públicos. Quienes hicieron eso son los mismos que ahora prometen el cambio. Estos son los años de reparación histórica: entre Néstor y yo, antes de la promulgación de la Ley de Movilidad y luego de su implementación e incluyéndolos, dimos 25 aumentos jubilatorios. De acuerdo al Banco Mundial, no lo digo yo, somos el país que paga la jubilación en dólares más alta de América Latina”, sostuvo hoy la Presidenta Cristina Fernández, quien otorgó la jubilación número 450.000 por la nueva moratoria en el Museo del Bicentenario.

Sobre la segunda etapa del Plan de Inclusión Previsional, que se puso en marcha en septiembre de 2014 y que posibilita que quienes no tenían aportes suficientes y sí la edad para jubilarse, la jefa de Estado dijo que “no es un lujo que la gente pueda jubilarse. Volver al país en el que nadie tenía su haber previsional nos afectaría a todos de una manera u otra, a los que menos tienen por supuesto, pero a los que más tienen también, porque se rompería el equilibrio. Es un inmenso esfuerzo, conlleva una intensa gestión llevar un gobierno adelante para administrar bien un país. Eso permite que todos los sectores puedan seguir trabajando en paz, en armonía”.

Esta medida aumentó la cobertura del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) 6,2 puntos porcentuales. De esta manera, dicha cobertura alcanzará durante este año en la Argentina el 97%, constituyéndose en la más alta de toda América Latina. No obstante, se debe tener en cuenta que el 3% restante lo conforman personas que voluntariamente retrasan el momento del retiro laboral y siguen cobrando en relación de dependencia. Así, el 100% de las personas en edad jubilatoria tendrán asegurado un ingreso, sea previsional o laboral.

En el marco de este anuncio, el titular de la ANSES, Diego Bossio, expresó: “Gracias a la recuperación, llevada a cabo por la Presidenta, de los fondos de los trabajadores argentinos, que ahora son bien administrados por el Estado, se ahorraron unos 72.502 millones de pesos que hubiesen ido a parar a manos de los gerentes de las exAFJPs. Eso también permite que haya dos aumentos por año gracias a la Ley de Movilidad, que haya inversiones en proyectos productivos y en viviendas, que se pague la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo y PROGRESAR”. 

Perfil de los nuevos jubilados

En promedio, las personas que iniciaron el trámite para jubilarse a través de la nueva moratoria tienen 8 años y 4 meses de servicios previos declarados como trabajados. Por otro lado, el importe de la primera cuota es, en promedio, de $337,98.

En cuanto al género, el 87% de los titulares son mujeres; en tanto, por tramo de edad, el 72% se ubica en la franja que va entre los 60 y los 64 años.

¿Quiénes pueden acceder?

A la segunda etapa del Plan de Inclusión puede acceder cualquier persona que, teniendo la edad exigida por ley -las mujeres 60 años y los hombres 65- le falten años de aportes para llegar a los 30 necesarios, no cuente con prestación previsional alguna o perciba hasta una mínima (como pensiones y Pensiones No Contributivas). Asimismo, se contempla a las personas con mayor nivel de vulnerabilidad. Cabe recordar que esta nueva moratoria extendió el plazo para regularizarse hasta diciembre de 2003, que la anterior sigue vigente y que ambos planes se complementan.

El plan de pagos se compone de 60 cuotas que se descuentan el haber previsional. El valor de la cuota se ajusta por los aumentos de la movilidad jubilatoria.

Asesoramiento personalizado

El trámite es gratuito, simple y sencillo. Además, la ANSES garantiza el asesoramiento previsional personalizado para que los adultos mayores que lo necesiten puedan regularizar su situación sin necesidad de pagarle a un gestor.

SIN COMENTARIOS