Jóvenes españoles realizarán prácticas académicas en San Isidro

0
39

El intendente Gustavo Posse firmó un convenio para que alumnos de la Universidad de Girona participen en el proyecto de Justicia Juvenil Restaurativa.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, firmó esta mañana un convenio con la Universidad de Girona, de España, para que sus estudiantes realicen prácticas dentro del programa de Justicia Juvenil Restaurativa.

En la reunión estuvieron presentes Sergi Bonet Marull, Jordi Ferrer y Carmen Vázquez, en representación de la Universidad española; Guillermo Sagués y Gustavo Capponi, por el Colegio de Abogados de San Isidro y María Gabriela Giordano Echegoyen, gestora del proyecto.

“Estamos muy felices de seguir dando pasos en algo tan importante como lo es la justicia. Continuamos en la búsqueda de no institucionalizar a los jóvenes que delinquen, para brindarles oportunidades de trabajar, estudiar y devolverle a la sociedad, en buenas acciones, el mal que han hecho”, manifestó Posse.

El objetivo es que alumnos de la Facultad de Educación y Psicología de la institución española participen en este proyecto que, por primera vez, se implementa en Argentina con el objetivo de reducir la delincuencia juvenil.

“Es para celebrar la firma que realizamos hoy porque responde a un modelo social. Si bien en la Universidad formamos abogados, médicos, físicos y demás profesiones, al fin y al cabo buscamos desarrollar un ser humano con pensamiento libre y comprometido socialmente”, expresó el rector de la Universidad de Girona, Marull.

La Justicia Juvenil Restaurativa busca abordar el delito juvenil desde una nueva perspectiva. Apunta al tratamiento de infracciones no graves y contravenciones cometidos por menores, basándose en tres pilares: responsabilidad del autor (toma de conciencia del daño provocado); reparación a la víctima (sanción); y reinserción del infractor a la comunidad (prevención de futuros delitos).

“Es una gran apuesta la que hizo la Universidad de Girona. Seguimos capacitando para detectar las causas que llevan a un chico a cometer un delito, para luego reconducirlos a un proyecto de vida y no de muerte”, subrayó el secretario de Integración Comunitaria local, Arturo Flier.

El programa es multidisciplinario, en el cual se trabaja con la familia del menor a quien se incentiva para que termine la escuela, practique deportes, se capacite en oficios, y reciba contención por parte de psicólogos y trabajadores sociales.

SIN COMENTARIOS