San Isidro recuperó un tramo de costa que había sido erosionado por el agua

0
186

El presidente del Concejo Deliberante, Carlos Castellano, estuvo en Pacheco y el río, donde el Municipio finalizó los trabajos de defensa costera para preservar un desarrollo natural de la vegetación en la costa

El Municipio de San Isidro finalizó trabajos de defensa costera en Pacheco y el Río (Martínez) para preservar el desarrollo natural de la vegetación que, permanentemente, sufre la erosión del agua.

Recuperacion-de-la-costa-B

El año pasado una sudestada deterioró el tramo costero (700 metros) que va de Paraná a Pacheco. “Concretamente, el Municipio rediseñó y recuperó ese sector con el objetivo de restablecer la condición natural de la costa y evitar así que el Río de la Plata se lleve el pasto. La idea es que los vecinos puedan disfrutar de la playa”, explicó el presidente del Concejo Deliberante de San Isidro, Carlos Castellano, mientras recorría el lugar.

“San Isidro es el único lugar verde con costas naturales”, afirmó el presidente del legislativo local. Y argumentó: “Si uno navega de Avellaneda a Tigre (salvo la reserva de la Ciudad) se puede observar cemento, edificios y basurales; en cambio, cuando se llega a nuestro distrito la vista es un pulmón verde”.

Recuperacion-de-la-costa-A

San Isidro tiene una política de protección de costas vivas. “Se protege la flora y la fauna que tenemos en el lugar, por eso las obras aquí no tienden a la rigidez o dureza del hormigón, sino a mantener el verde. Es decir, que crezca el junco y vengan las aves, que el agua haga su trabajo, pero que no destruya”, explicó Castellano.

Justamente –amplió– este tipo de trabajos en la costa sanisidrense son para mantener una relación amigable entre lo que significa el progreso, el medio ambiente y este río precioso.

Para el trabajo de recuperación de costa, el secretario de Obras Públicas, Federico García, comentó que se usó, por un lado, un sistema de defensa con gaviones llenos de piedra (en algunos tramos escalonados) para que el impacto de la ola en la costa no sea tan violento.

“Por otro lado, para que se pueda transitar la costa, en el piso se colocó una base de colchonetas compuestas de alambre, piedras, tierra negra y panes de pasto en la parte superior para que el pasto crezca allí y contenga la erosión del agua”, contó García.  Y agregó: “Así recuperamos 200 kilómetros de playa”.

SIN COMENTARIOS