Entró a robar a una casa, el dueño lo persiguió y lo mató de una puñalada

0
148

Un adolescente de 17 años fue asesinado de una puñalada por el dueño de una vivienda a la que había entrado a robar, quien lo persiguió cuando escapaba con un equipo de música, en la localidad bonaerense de Moreno.

Un adolescente de 17 años fue asesinado de una puñalada en el pecho por el dueño de una vivienda que lo acusó de haber entrado a robar a su casa y escapar con un equipo de audio, en el partido bonaerense de Moreno, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 5 de esta mañana en una casa situada en Lamadrid 5610, de dicho partido de la zona oeste del conurbano, en momentos en que sus moradores aparentemente dormían.

Un jefe policial informó a Télam que un delincuente saltó un paredón, forzó la puerta de ingreso a la vivienda y, una vez adentro, se apoderó de un equipo de audio, con el que escapó a pie.

El dueño de casa, identificado por la Policía como Sebastián Fransolini (21), advirtió la maniobra del ladrón, por lo que salió a la calle a perseguirlo tras alertar del hecho a la Policía mediante un llamado al 911.

Al llegar a la esquina de Sófocles y Bonpland, Fransolini alcanzó al supuesto ladrón, al que persiguió hasta el interior del domicilio de la novia de aquel, situado en Sófocles 5603, donde comenzó un forcejeo entre ambos.

En medio de la lucha cuerpo a cuerpo, el damnificado del robo extrajo un cuchillo y apuñaló al sindicado ladrón en el pecho, dijeron los informantes.

El apuñalado, identificado por la Policía como Maximiliano Nicolás Ortiz (17), sufrió graves lesiones y fue trasladado en estado de agonía al Hospital de Moreno en el que murió poco después.

En tanto, Fransolini fue aprehendido por personal policial y quedó alojado en una comisaría de la zona a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Moreno, a cargo del fiscal Gabriel Urrutia.

Las fuentes policiales dijeron que en poder del detenido se secuestró el cuchillo empleado en el ataque, en tanto la Justicia procuraba determinar las circunstancias del episodio con el fin de establecer si se trató de un caso de legítima defensa o si el acusado cometió un exceso.

Mientras que el equipo de audio robado a Fransolini fue hallado en la casa donde Ortiz fue apuñalado, agregaron los voceros.

El episodio ocurrió aproximadamente a la misma hora y a una cuadra de donde fue detenido junto a otro hombre Carlos Nair Menem, hijo del ex presidente Carlos Saúl Menem, quien estaba armado y tenía cocaína en su poder.

Por su parte, Alejandra, la madre de Fransolini, contó esta tarde a la prensa que antes de la detención de su hijo y la de Carlos Nair hubo una serie de disparos contra la vivienda de su hijo Sebastián.

“Mi otro hijo, Gustavo, salió para la casa de Sebastián, pensando que él todavía estaba allá, y dijo ‘¡mamá, mamá, métanse todos adentro porque están todos los transa (vendedores de droga) en la calle!'”, relató la mujer.

Fuentes judiciales confirmaron esta noche a Télam que fue la esposa de Fransolini la que llamó al 911 para denunciar que dos hombres en moto le tirotearon la casa y que esa denuncia derivó en el operativo policial en el que fue detenido Carlos Nair y el otro sospechoso.

Si bien el fiscal Urrutia investiga el posible vínculo entre el tiroteo y la detención del hijo del ex presidente, los mismos voceros aclararon que por el momento no hay una acusación formal al respecto.

SIN COMENTARIOS