Incorporan novedoso equipo para detectar vértigo y problemas de equilibrio a un hospital de la Provincia

0
316

Utiliza cámaras infrarrojas para evaluar los movimientos oculares y, a su vez, verificar el funcionamiento del oído interno, responsable del equilibrio. Las patologías más frecuentes son el vértigo y la migraña vestibular, esta última, más frecuente en mujeres.

Mareos, vértigo e inestabilidad pueden ser más que sensaciones pasajeras  y convertirse en una pesadilla de tiempo completo. Estas manifestaciones pueden resultar síntomas de un trastorno del equilibrio, que requiere un diagnóstico certero para iniciar el tratamiento más adecuado y mejorar la calidad de vida.

El hospital provincial Eva Perón de San Martín acaba de incorporar un equipamiento de última generación, único en el sistema de salud público, destinado a detectar estas patologías que se desencadenan por el mal funcionamiento del sistema vestibular que es el que regula el equilibrio y el control espacial.

El ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia, dijo que “dotar de tecnología de última generación a los hospitales, es una de las prioridades de la gestión del gobernador Daniel Scioli en materia sanitaria para que todos accedan en forma equitativa a una salud de calidad”.

El aparato se llama videonistagmógrafo y utiliza cámaras infrarrojas. A través de una técnica no invasiva permite evaluar el movimiento involuntario de los ojos, que manifiesta alteraciones en el equilibrio durante diferentes actividades tales como seguir un blanco visual, durante el movimiento ocular rápido o mediante cambios de posición de la cabeza.

El director del hospital Eva Perón, Ricardo Algranatti, explicó que el nuevo equipamiento “fue integrado al servicio de Otorrinolaringología, aunque próximamente se conformará un grupo médico interdisciplinario con especialistas del área de Neurología para complementar el estudio de casos”.

SEÑALES DE ALARMA

La médica del servicio de otorrinolaringología, María Laura Córdoba, explicó que el equipo“estudia la función del sistema vestibular, relacionado con el equilibrio y el control espacial”. Y agregó que “cuando existe un trastorno de índole vestibular, los síntomas que se presentan con mayor frecuencia son vértigo, mareos, inestabilidad y caídas”.

En ese sentido, señaló que muchos pacientes que los sufren no consultan al médico porque suponen que son solo sensaciones pasajeras. Sin embargo, “estas patologías pueden afectar severamente la calidad de vida y traer serias consecuencias en la vida cotidiana”, como accidentes tanto en la vía pública como en el hogar, golpes, heridas y hasta la imposibilidad de trabajar.

MIGRAÑA Y VÉRTIGO

El centro de Otoneurología Vestibular Argentina –que donó el equipamiento al hospital- enumera entre las problemáticas más frecuentes el vértigo postural y la migraña vestibular, aunque las patologías relacionadas a este sistema abarcan un grupo mucho más importante, tales como preponderancia vestibular, neuronitis, enfermedad de meniere, cinetosis, entre otras.

El vértigo postural (el más frecuente) es un episodio que suele durar algunos segundos, tras un cambio de posición. Los síntomas comienzan cuando repentinamente se desplazan, por los conductos semicirculares del oído interno, unas partículas de calcio denominadas otolitos u otoconias, más conocidas como las “piedritas” del oído.

La migraña es uno de los desórdenes crónicos más debilitantes en el ser humano. Es casi tan frecuente como la hipertensión y es más común que el asma y la diabetes. Inclusive, la migraña suele afectar a las personas durante sus años más productivos: entre los 20 y 40 años para la mayoría de las mujeres y con un rango de edad ligeramente mayor para los hombres. Se estima que alrededor del 25 por ciento de las personas con migraña padecen mareos asociados.

En estos casos, según explican desde el centro Vestibular Argentina, la sintomatología característica es el dolor de cabeza de tipo migrañoso, que suele aparecer luego de una crisis de vértigo. Los especialistas recomiendan realizar una consulta  temprana para tratar cuanto antes la enfermedad y no disminuir la calidad del día a día.

SIN COMENTARIOS